Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El futuro llegó al fútbol: los socios de Tigre llevarán un chip bajo la piel para ingresar al estadio

El sistema, llamado BioHacking, contará con todos los datos del hincha, y si tiene las cuotas al día, podrá acceder al club con sólo acercar su cuerpo al lector de ingreso

Mientras gran parte del mundo del fútbol local se debate entre la violencia, la política o el estado de las canchas, el Club Atlético Tigre se hizo un tiempo ayer para presentar "Ticket Pasión", el primer sistema de ingreso a los estadios de fútbol por BioHacking, es decir, a través de un chip implantado en el cuerpo que contará con todos los datos del socio, y así el hincha podrá acceder al estadio con sólo acercar su cuerpo al lector de ingreso.
Éste leerá los datos del implante y, si el socio tiene sus pagos al día, inmediatamente el molinete de seguridad se abrirá para darle paso a su sector correspondiente.
Vale la pena destacar que en Twitter, dónde a través de la cuenta oficial de la entidad se dio a conocer la novedad, los hinchas se mostraron bastante preocupados y molestos con el tema.
Hasta ahora el sistema, que todavía no se sabe que grado de aceptación tendrá entre los aficionados, no se había implementado en el mundo del fútbol, aunque sí se ha puesto a la práctica en otras áreas, como por ejemplo una buena forma de tener siempre ubicada a una mascota, que en caso de perderse podría rastrearse mediante tecnología satelital; lo mismo que en cuestiones de seguridad empresarial en países como México, donde es común el secuestro extorsivo de ejecutivos de importantes firmas multinacionales; y también se utiliza en la medicina para monitorear la salud de algún paciente.
Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para América Latina en Kaspersky Lab, empresa especializada en seguridad informática, explicó en declaraciones el diario mexicano Excelsior, que el BioHacking se usa desde hace varios años en los marcapasos o los miembros biónicos, sin embargo es ahora cuando gracias al menor costo de los chips y sensores es que se están estudiando nuevos usos.
Un ejemplo de ello es Suecia, donde hay un edificio llamado Epicenter al que únicamente se tiene acceso si se lleva bajo la piel un chip del tamaño de un gramo de arroz. Es la manera en que las 700 personas que trabajan ahí diariamente, pueden ingresar al edificio. En un futuro cercano también se podrán pagar servicios o comprar un café con estos dispositivos.
Por otra parte, Bestuzhev advierte que, si bien es una tecnología que puede hacer la vida mejor, también conlleva riesgos. Un ejemplo fue el experimento realizado por Seth Wahle, un ingeniero de APA Wireless, que se implantó un chip en la mano con el que pudo hackear dispositivos Android y eludir prácticamente todos los controles de seguridad.
"Imagine que alguien cercano pueda leer lo que tiene el chip, analizar los mensajes e interactuar con la persona, es un peligro, en el sentido de que la persona no tiene forma de saber lo que está pasando", destacó el especialista.