LA TRADICIÓN DE DESCORCHE COMENZÓ HACE 50 AÑOS EN LE MANS

El "champagne" vuelve al podio de la Fórmula 1 en botellas de u$s 3000

La categoría cambió de proveedor y de esta forma el "espumante" de Chandon será reemplazado por la real bebida de la región francesa, de la marca Carbon

Los nuevos dueños de la Fórmula 1, Liberty Media, anunciaron que a partir del Gran Premio de Hungría, celebrado el fin de semana pasado, la bodega Carbon sustituye a Moët Chandon como proveedor oficial.

La nueva alianza llega después del patrocinio de Moët durante la temporada 2016 y de Maison Mumm (propiedad de Pernod Ricard) de 2000 a 2015.

El acuerdo con Carbon significa además que el champagne volverá a estar presente en el podio, porque con Chandon, el antiguo suministrador, se trataba de un vino espumante (con viñedos en Argentina, Estados Unidos, Brasil, Australia, India y China), ya que la denominación "champagne" solo puede aplicarse a los productos que efectivamente provengan de esa region de Francia, y Carbon pertenece a una compañía local fundada en el año 1800.

La marca es conocida por sus botellas únicas, que están revestidas con una capa de fibra de carbono real, el mismo material utilizado en la fabricación de los autos de carreras, lo cual explica la razón de que la compañía haya buscado un acuerdo con la categoría. Con una cosecha 100% de Chardonnay 2009 Blanc de Blanc Grand Cru Millesime, también son patrocinadores del equipo Rebellion Racing del WEC.

El director comercial de la Fórmula 1 ha explicado que "este acuerdo con Carbon revitalizará una tradición única en nuestra competición".

Como curiosidad, cabe destacar que cada botella de champagne que se entrega a los pilotos tiene un valor de u$s 3000, y de cara a la siguiente temporada se está estudiando poner una cámara en cada botella para ver las diferentes celebraciones de los corredores, según ha explicado la Formula One Managment (FOM), entidad encargada de organizar el campeonato.

La tradición de descorchar champagne en el podio de los ganadores de las carreras de autos comenzó hace 50 años, después de que el suizo Jo Siffert rociara accidentalmente a la multitud en la carrera de las 24 Horas de Le Mans de 1966, cuando el corcho saltó de una botella calentada por el sol.

Al año siguiente, en la misma carrera, el ganador estadounidense Dan Gurney recreó el momento y sacudió la botella deliberadamente para alegrar a la multitud.

La Fórmula 1 cambió de dueños en septiembre de 2016, cuando el grupo estadounidense de medios y entretenimiento Liberty Media le compró a CVC Capital Partners, el anterior accionista principal de la categoría, el 35,1% de la Fórmula 1 en u$s 4400 millones. En total, el valor del negocio fue estimado en u$s 8000 millones.

 

Tags relacionados

Más de Deportes