Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Barcelona ganó en medio de un escándalo y con Messi a los gritos

La tribuna del Valencia agredió con un botellazo a Neymar y el mejor jugador del mundo mostró su enojo insultando a los hinchas.

El Barcelona ganó en medio de un escándalo y con Messi a los gritos

Lionel Messi pateó un penal en el último minuto de juego para que Barcelona se convirtiera en el nuevo líder de la Liga de España, tras vencer a Valencia 3 a 2 en un polémico partido jugado en Mestalla por la novena fecha.

El rosarino fue también responsable de la apertura del marcador a los 22 minutos del primer tiempo y con el doblete de hoy suma seis tantos desde que regresó de su lesión muscular hace exactamente una semana, pues el sábado pasado le había marcado a La Coruña y el miércoles se despachó con un "hat trick" ante Manchester City de Inglaterra por la Liga de Campeones de Europa.

En su primer gol de la tarde, el árbitro Alberto Undiano Mallenco ignoró una clara posición adelantada del uruguayo Luis Suárez, que entorpecía la visión del arquero brasileño Diego Alves y saltó para permitir que el remate del argentino hiciera contacto con la red.

En cambio, el penal en el cuarto minuto adicionado, por falta a Suárez, sí estuvo bien sancionado pero igualmente provocó la reacción del público local que no soportó cómo los jugadores de Barcelona festejaron de cara a la tribuna y le arrojaron un botellazo a Neymar, que también impactó sobre Suárez.

Furioso, Messi no pudo ocultar su enojo e insultó a la hinchada del Valencia por la violenta actitud.