Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Del Potro, en el selecto grupo de los 20 tenistas que más dinero ganaron

Se ubica 19º en el listado histórico, con ingresos por u$s 16,3 millones. Sus contratos y su carisma lo perfilan como la principal cara del circuito masculino para el año que viene

Del Potro, en el selecto grupo de los 20 tenistas que más dinero ganaron

Tras dos años inactivo y tres cirugías en la muñeca izquierda, Juan Martín del Potro está cerrando un 2016 de ensueño. Medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y ganador recientemente del torneo de Estocolmo, el tandilense culminó su actividad en el circuito la semana pasada, pero todavía le queda disputar, a nivel selección, la final de la Copa Davis, el trofeo que el tenis argentino buscará conseguir por primera vez del 25 al 27 de noviembre en Zagreb, cuando enfrente a Croacia.

Pero su gran actualidad deportiva también repercutió en sus ingresos económicos. Jugando apenas 12 torneos en todo el año, Del Potro reunió premios por casi 900.000 dólares, que elevaron sus ganancias oficiales a u$s 16,3 millones y lo ubicaron en el selecto grupo de los veinte tenistas que más dinero ganaron en la historia de ese deporte. En un ránking que lidera el serbio Novak Djokovic con u$s 104,8 millones en premios, y en el que lo siguen el suizo Roger Federer, el español Rafael Nadal y el británico Andy Murray, Del Potro se ubica en el 19º lugar. A esos números se les calcula una quita impositiva de cerca del 30%, sumada a los gastos por viajes y contratos de entrenadores, aunque no se computan los ingresos comerciales de los tenistas.

El resurgir deportivo de Del Potro, número 4 del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) en 2010 y campeón del US Open un año antes, se tradujo en un éxito de marketing fuera de las canchas. De 28 años, 1,98 metro y 97 kilos, el argentino se convirtió en un imán para las marcas, que esperaban ansiosas su regreso. Con contratos firmados desde adolescente con las compañías Nike y Wilson, también es la imagen de Rolex a nivel internacional, y de Peugeot en el plano local. Los tres primeros vínculos los comparte con Federer y no son pocos los que creen que, en el tramo final de la carrera del suizo, el argentino se perfile como la principal cara del circuito masculino.

"El hombre más amado del tenis", tituló el diario The Wall Street Journal sobre Delpo hace dos meses, cuando alcanzó los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos. El público estadounidense adora el prototipo de tenista que representa Del Potro: letal con el saque y la derecha, sólido en el juego de red y, sobre todo, carismático. Su historia de sacrificio ante las constantes lesiones y la posibilidad concreta de retiro que analizó el año pasado son también ítems que se valoran, así como también el respeto que tiene hacia los rivales y los fanáticos del deporte. En las redes sociales, su imagen va en alza: tiene 2,7 millones de seguidores en Twitter, 2 millones en Facebook y tras abrir su cuenta de Instagram en junio, ya cuenta con 500.000 adeptos.

Del Potro será a partir de hoy el 38º tenista del ranking ATP, un puesto impensado en febrero, por ejemplo, cuando tocó su puesto más bajo, 1045º. Tras la eliminación en los cuartos de final de Basilea, la semana pasada, lo esperan la definición de la Davis y un necesario descanso y posterior pretemporada en diciembre para encarar un 2017 que promete tenerlo de nuevo instalado en la élite del tenis mundial.