Cuidado Alemania: sólo el 10% de los que perdieron en su debut pasaron a octavos

Tomando como punto de partida el mundial de Francia (el primero con 32 participantes), sólo superaron la fase de grupos seis de los sesenta seleccionados que cayeron en sus primeros partidos de cada edición.

La primera jornada de la fase de grupos de Rusia 2018 ya lanzó varios resultados sorpresivos. Argentina no pudo con Islandia, mientras que Brasil igualó con Suiza y dejó más dudas que certezas. Pero el gigante más complicado es Alemania, que cayó frente a México (1-0) y está obligado a ganarle a Suecia para seguir dependiendo de sí mismo.

No obstante, una cifra alcanza para graficar las complicaciones que tiene el conjunto germano para avanzar a octavos de final. Desde Francia 1998, primera edición con 32 participantes, sólo seis de los 60 equipos (un 10 por ciento) que cayeron en su debut mundialista lograron quedar entre los dos primeros de la zona y clasificarse a octavos de final.

En el último mundial del siglo XX, ninguno de los que perdieron en la fase de grupos logró clasificarse a octavos de final, por lo que el primer caso aparecería en Corea-Japón 2002. 

En aquella ocasión, Turquía perdió con Brasil 2 a 1 en el encuentro inicial, pero luego logró ganarles a China y a Costa Rica y meterse en octavos de final. Cumplió un gran desempeño: llegó a semifinales, tras dejar a Japón y a Senegal en el camino. Quedó en tercer lugar tras vencer a Corea por 3 a 2.

En el Mundial 2006, la selección de Ghana atravesó de forma similar la fase de grupos, en la que quedó emparejada con rivales de fuste: Italia, República Checa y Estados Unidos. En su estreno mundialista, perdió 2 a 0 con la Azzurra, pero luego derrotó a los checos por 2 a 0 y a los norteamericanos por 2 a 1, con lo que logró el pase a segunda ronda. Sin embargo, el sueño africano se terminó en octavos de final, cuando Brasil los aplastó por 3 a 0.

Cuatro años después, España protagonizó el caso más particular de todos. Tras perder el partido inicial con Suiza (1-0), derrotó a Chile y a Honduras y se clasificó a octavos de final. A partir de allí, la "Furia" fue imparable: llegó a la final y le ganó a Holanda en tiempo suplementario. Se convirtió en el primer campeón en haber perdido su partido inicial.

El último mundial presenta tres casos. Uruguay cayó frente a Costa Rica por 3 a 1, pero luego se recompuso y se clasificó a octavos tras eliminar a Italia y a Inglaterra. Luego fue eliminado por Colombia. 

El otro antecedente pertenece a Argelia, que cayó en su duelo inicial con Bélgica por 2 a 1. Luego, avanzó a octavos de final tras dejar en el camino a Rusia y a Corea del Sur, pero perdió con Alemania.

El tercer caso pertenece a Grecia, que fue apabullado por Colombia (3-0), pero se hizo un lugar en la instancia siguiente sobre Costa de Marfil y Japón. Luego, fue eliminado por Costa Rica en octavos de final.

Además de esta estadística, la selección alemana está obligada a ganarle a Suecia en la segunda jornada para seguir dependiendo de sí misma.

Ni siquiera el empate es un aliciente: en caso de que se repartan puntos y México obtenga un triunfo frente a Corea, un empate entre escandinavos y aztecas dejará a los germanos afuera del Mundial.

Tags relacionados
Noticias del día