Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Crisis en Brasil: la justicia bloquea fondos para Río 2016 por sospecha de fraude

El dinero iba dirigido a uno de los principales complejos deportivos de los Juegos, cuya construcción está a cargo de empresas investigadas por corrupción

El Complejo Deodoro, donde se dispustarán parte de los Juegos Olímpicos

El Complejo Deodoro, donde se dispustarán parte de los Juegos Olímpicos

La crisis no tiene fin y cada día se profundiza aún más.

Una corte de Río de Janeiro bloqueó fondos del banco estatal Caixa Economica Federal dirigidos a un consorcio de construcción encargado del Complejo Deodoro, donde se disputarán competencias de 11 deportes en los Juegos Olímpicos que comienzan en el mes de agosto, dijo el martes a Reuters una fuente vinculada con el tema. El sitio de noticias G1 informó que los fondos suspendidos totalizaban 128,5 millones de reales (u$s 35 millones).

Fiscales en Río de Janeiro afirmaron que hallaron evidencia de fraude en los servicios de remoción de tierra en el complejo según documentos a los que tuvieron acceso, dijo G1.

El consorcio Deodoro está compuesto por las constructoras Queiroz Galvão y OAS, ha indicado otra fuente a Reuters. La Policía y los fiscales habían señalado previamente que sospechaban de corrupción en la construcción de los proyectos olímpicos porque fueron llevado por las mismas grandes empresas constructoras y de ingeniería que ya han sido imputadas por corrupción en el caso Petrobras.

La oficina del fiscal federal en Río y responsables del tribunal federal no han querido confirmar el bloqueo de los fondos, argumentando que el caso está bajo secreto de sumario.

Deodoro es el segundo mayor complejo olímpico en la ciudad sede los Juegos, con un total de nueve instalaciones valoradas en 800 millones de reales (u$s 200 millones).

El presupuesto para las obras ha sido recortado en varias ocasiones debido justamente a la recesión que azota al país. Según cifras oficiales ofrecidas por Mario Andrada, director de Comunicación del comité Rio 2016 el presupuesto actual es de 7400 millones de reales (unos u$s 2000 millones).

El serio trance que sacude al Gobierno de Dilma Rousseff ya provocó la renuncia de dos ministerios clave para la organización de los Juegos: Turismo y Deportes. El ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, presentó su renuncia en la noche del lunes, en la víspera de que su agrupación política, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), decidiera abandonar la coalición oficialista. Mientras que el 23 de marzo dejó el cargo el ministro de Deportes, George Hilton. Integrante del conservador Partido Republicano Brasileño (PRB), Hilton estaba en el cargo desde diciembre de 2014 y lo abandonó a raíz de la ruptura de su partido con el bloque oficialista.