Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con u$s 600 millones de pérdidas, el fútbol italiano está en quiebra

Igual que en nuestro país, los equipos de la Serie A gastan más de lo que ingresan. Además, cada vez menos gente va a las canchas por el estado en que se encuentran

Con u$s 600 millones de pérdidas, el fútbol italiano está en quiebra

Salvando las distancias, la crisis que traviesa el fútbol argentino parece tener su reflejo en la que fuera en la década del ‘90 la más poderosa Liga del mundo. Conocida actualmente como la Serie A, el "Calcio" se encuentra en estos momentos atravesando uno de sus momentos más críticos.


Según el primer estudio económico sobre el movimiento futbolístico del país presentado recientemente por la Federación de Fútbol italiana (FIGC), se registraron pérdidas por 525,5 millones de euros (u$s 582 millones u 8800 millones de pesos) en la temporada 2014-2015, La investigación, realizada por la federación en colaboración con la auditora Deloitte, concluyó que en la temporada analizada, se generaron ingresos por unos 3500 millones de euros, pero los gastos estuvieron cerca los 4000 millones.


El estudio toma en consideración los datos relativos a las categorías de clubes profesionales (Primera, Segunda y Tercera División) pero también a las otras categorías (Fútbol 11 masculino y femenino, fútbol 5 y fútbol playa). Pero, según las estadísticas, el 98,7% de las pérdidas registradas fueron generados por las ligas profesionales, que dejaron ir cerca de 519 millones, mientras que los diletantes y juveniles perdieron 4,2 y 6,6 millones, respectivamente.


Las ligas profesionales aportaron el 70% de los ingresos totales. El estudio también destaca que, en la temporada 2014-2015, solamente 12 de las 86 sociedades analizadas consiguieron un resultado económico positivo y que solo 7 de las 20 sociedades de la Serie A tuvieron beneficios netos. Cerca de 2000 millones de euros fueron destinados a gastos de personal mientras que 1300 millones fueron utilizados para los llamados "otros gastos operativos".


La FIGC mostró además que los clubes dependen cada vez más de los derechos televisivos, que han subido constantemente entre 2010 y 2015, pasando de los 105,9 millones del primer año a los 172,6 del último, por un total de 692,7 millones.


La investigación también analiza la situación de los estadios y la afluencia de aficionados, que supera el 50% de la capacidad solo en los partidos de Serie A, mientras que ocupa el 41% en Serie B y el 24% en Lega Pro. En la temporada 2014-2015, hasta 8,4 millones de entradas para partidos quedaron sin vender.


Una de las razones principales que explican estos datos se encuentra en las instalaciones, que siguen sin ser remodeladas: los estadios de Serie A tiene, en promedio, 64 años de antigüedad, y los de la Serie B llegan a los 68 años.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar