Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Andy Murray es el nuevo número 1 del tenis, y festeja Under Armour

Andy Murray es el nuevo número 1 del tenis, y festeja Under Armour

El escocés Andy Murray festejó ayer su debut como nuevo número 1 del mundo consagrándose en el Masters 1000 de París, al derrotar en la final a tres sets al estadounidense John Isner (6-3, 6-7 (4-7) y 6-4).

Pero además del jugador británico, los que están más que contentos son sus auspiciantes, fundamentalmente Under Armour. La marca de indumentaria lo viste desde hace dos años, a razón de un contrato de u$s 6 millones por año, cuando Adidas decidió no renovarle mostrando, al menos en este caso, poca visión de futuro, ya que desde que Murray cambió de marca no ha dejado de ganar títulos importantes: dos veces campeón en Wimbledon, doble oro olímpico, con un gran remate escalando hasta la cima del circuito ATP.

“Llegar al número uno no es algo de ahora, sino algo de 12 meses de torneos para llegar a esta condición. Los últimos meses han sido los mejores de mi carrera y estoy muy orgulloso de haber alcanzado el número uno. Ha sido uno de mis objetivos en los últimos años”, dijo el campeón en conferencia de prensa.

De acuerdo a información de Forbes, Murray ocupa el puesto 74 en la lista de los deportistas con mayores ganancias en el mundo, y es el cuarto entre los tenistas, detras del serbio Novak Djokovic, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. La revista especializada en economía y negocios estima que ha acumulado u$s 23 millones en sus once años en el tenis profesional (a los que habría que agregarle los casi u$s 800.000 por el certamen de ayer), aunque si se se le suman otros ingresos afirma que su fortuna equivale a unos u$s 46 millones. Forbes calcula en u$s 8 millones los ingresos anuales del escocés, en u$s 15 millones lo que obtuvo por patrocinios, y más de u$s 20 millones por contratos comerciales y utilidades de las empresas en las que es socio.

Tene contratos con las firmas Standard Life, Head and Rado y Jaguar, y ha invertido en la creación de empresas a través de la plataforma crowdfunding Seedrs, en la que también posee participación.

Por su parte, Under Armour, desde que nació en un garaje de la zona industrial de Baltimore en 1996, ha logrado posicionarse como la segunda marca deportiva en EEUU por detrás de Nike. 

Su fundador, Kevin Plank, se dio cuenta a los 23 años en los vestuarios de su equipo universitario de fútbol americano que las camisetas de algodón que usaban sus compañeros estaban empapadas de transpiración y eso disminuía su rendimiento. Así que en la casa de su abuela empezó a trabajar en unas prendas con telas sintéticas que se ajustaban al cuerpo. Y lo que empezó con u$s 17.000 se convirtió en una empresa que en el segundo trimestre de 2016 generó ingresos por u$s 1000 millones según relevó el diario El País de España a mediados de año, y crece a un ritmo del 30% anual. 

La empresa también es proveedora del nadador Michael Phelps y la modelo Gisele Bündchen entre varias figuras de caracter global, como la estrella de la NBA Stephen Curry de Golden State, quien consiguió que las ventas de zapatillas crecieran casi un 60%. Pero la gran mayoría de sus ventas se concentran todavía en el mercado norteamericano, y la compañía sigue siendo relativamente pequeña cuando se compara con los más de u$s 30.000 millones que factura Nike. Sus ingresos internacionales representan el 15% de las ventas globales.