Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Adidas, Asics y Under Armour invierten u$s 1000 millones en apps deportivas

Las marcas especializadas han empezado a adquirir emprendimientos para conservar la popularidad entre los entusiastas del gimnasio y el running

Además de calzado deportivo, pantalones de gimnasia y de yoga, las marcas de indumentaria deportiva están incorporando a su lista de productos otro artículo imprescindible en estos nuevos tiempos: aplicaciones de ejercicios.
A diferencia de Nike, que durante años ha desarrollado sus propias aplicaciones para correr y hacer deportes, las firmas rivales han empezado a adquirir emprendimientos para conservar la popularidad entre los entusiastas del gimnasio y el running, que quieren cuantificar cada paso, salto y caloría quemada.
La última es Asics, la fabricante de indumentaria japonesa, que la semana pasada anunció la adquisición de Runkeeper por u$s 85 millones.
Under Armour inició el frenesí comprador en 2013 al gastar u$s 150 millones en MapMyFitness. Luego, en febrero de 2015, la firma con base en Baltimore anunció la compra de Endomondo por u$s 85 millones y de MyFitnessPal por u$s 475 millones.
Adidas en tanto se quedó con Runtastic en agosto, lo que dio a la compañía de software un valor de u$s 239 millones.
Jason Jacobs, uno de los fundadores de Runkeeper, le dijo a Bloomberg que las marcas deportivas reconocen que las aplicaciones pueden contribuir a su conexión con los clientes en sus actividades cotidianas, no sólo cuando entran a un comercio.
"Las marcas deportivas aspiran a tener una temprana relación con los consumidores y a establecer una relación perdurable con ellos", dijo.
La estrategia puede generar más lealtad por parte de los clientes, y la compra de una aplicación establecida ofrece a las compañías de calzado e indumentaria una forma más rápida de llegar al mercado que empezar de cero.
"La gente quiere estar conectada, seguir sus estadísticas, actualizar sus registros", afirma Roger Entner, un analista de tecnología de Recon Analytics.
"Los corredores serán más fieles a una marca de calzado si también tiene todas sus estadísticas. Pasar los datos de una aplicación a otra sería muy engorroso".
Por su parte, Roger Kay, un analista de Endpoint Technologies Associates, asegura que es probable que las compras en el sector deportivo no hayan terminado. Y como todavía hay muchas aplicaciones que carecen de una lealtad de marca, entre ellas Fitness Buddy, Lose It!, Couch to 5K, LogYourRun y Map My Tracks, "habrá mucha consolidación", comenta Kay.
Para los desarrolladores de este tipo de apps, la compra por parte de una marca deportiva es una de las pocas salidas comerciales posibles. Algunas han intentado estrategias comerciales, como cobrar por versiones profesionales o ciertas funciones, como el seguimiento en directo. Pero el mercado es pequeño, en parte porque los corredores profesionales son menos propensos a correr con el teléfono móvil encima. "Estas adquisiciones apuntan a que la era de las apps de ejercicio independientes está llegando a su fin", apunta Lauren Goode en The Verge.