Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Relanzan el mítico sitio Napster, pero esta vez será legal y por suscripción

Tras años luchando contra Spotify por el negocio de la música en streaming, el servicio Rhapsody ha optado por cambiar su nombre por otro más comercial y con mayor peso

Rhapsody, el servicio de streaming de música, anunció que cambiará su nombre a Napster. Al fin y al cabo, Napster, empresa que compró en 2011, es más famosa que la misma Rhapsody. Esta compañía ha estado intentando convertirse en la alternativa a Spotify en los últimos años sin demasiado éxito, y es lo que reintentará ahora con su bautismo con el nombre de lo que fue el más famoso sitio de música pirata.

Napster fue la primera gran red P2P de intercambio creada en 1999 por Sean Parker y Shawn Fanning, y su popularidad comenzó durante el año 2000, transformándose en el hogar de la música pirata.

Sacudió al mundo de la música y ayudó a cambiar la forma en la que los consumidores accedían a la música. Sin embargo, quedó dejó prácticamente de funcionar tras las demandas impulsadas por personalidades como Lars Ulrich, baterista de Metallica, y de las compañías discográficas, mismas que ganaron su demanda federal contra la empresa en 2001 y le impidieron ofrecer música con derechos de autor.

De esta forma Napster dejó de operar en 2001 y se declaró en bancarrota en el año 2002. Desde entonces, ha tratado de reinventarse como servicio de música por suscripción, según recordó CNN.

Por su parte, Rhapsody también fue uno de los primeros servicios de streaming de música por suscripción: comenzó en 2001 con el nombre de Listen.com, y actualmente tiene 3,5 millones de suscriptores en 34 países.

La firma ya había usado el nombre de Napster en algunos países, como Canadá. Sin embargo, en un blog en su sitio web señaló que cambiaría definitivamente su propio nombre a Napster.

"No habrá cambios en tus listas de reproducción, en tus favoritos, en tus álbumes ni en tus artistas. La misma música. El mismo servicio. El mismo precio. 100% la música que amas. ¡Sigue sintonizándonos!", se lee en el comunicado. El servicio cuesta u$s 9,9 al mes.