FRANK SINATRA, QUEEN Y DAVID BOWIE TAMBIÉN FORMAN PARTE DEL CAT LOGO

Por u$s 2300 millones Sony se queda con EMI y las canciones de Los Beatles

La compañía japonesa ya tenía una participación minoritaria en la discográfica británica, cuyo catálogo contiene más de 2 millones de temas

La compañía japonesa Sony Corp anunció ayer que pagará alrededor de u$s 2300 millones para quedarse con el control absoluto de EMI, convirtiéndose así en la empresa de edición de música más grande del mundo, en el marco de una industria que ha revivido gracias a los servicios de transmisión por Internet (streaming).

La adquisición es la operación más grande que afronta hasta la fecha el nuevo presidente ejecutivo de la firma, Kenichiro Yoshida, y forma parte de su estrategia para el próximo trienio, en el que planea invertir 1 billón de yenes (u$s 9000 millones) en electrónica y entretenimiento para apuntalar sus beneficios. Este acuerdo aportará a Sony un catálogo de más de dos millones de canciones de artistas entre los que se incluye a los Beatles, Kanye West, Sam Smith, Frank Sinatra, James Blunt, Slipknot, Queen, Pink, Pharrell Williams, David Bowie, Carol King, y hasta el catálogo del sello Motown.

El objetivo de Yoshida es impulsar una fuente estable de ingresos, después de una importante reforma de su predecesor, alejando de a poco a la firma de los productos electrónicos y aumentando sus contenidos de entretenimiento.

"Esta inversión en contenido de propiedad intelectual es un trampolín clave para nuestro crecimiento a largo plazo", señaló el ejecutivo en una conferencia de prensa.

La expansión de Internet ha llevado a una contracción del mercado de la música desde 1999 hasta 2014, tal y como ha explicado el directivo japonés, si bien eso ha cambiado con el crecimiento de los servicios de streaming a precio fijo.

Al ser preguntado por plataformas como Netflix, Amazon y Spotify (de la que Sony posee además un 5% de las participaciones que espera que le reporten sustanciosos beneficios en 2018), Yoshida aseguró que Sony los ve "como socios" y destacó que "uniendo fuerzas con distribuidores" podrán mejorar la calidad de los beneficios.

"Esto está ciertamente en el lado positivo de lo que esperábamos", dijo David Dai, un analista, a la agencia Bloomberg, mientras que explicó sobre la estrategia de la operación que "Es un alto precio a pagar por la estrategia de cambiar de hardware a contenido".

Sony, que ha administrado el negocio desde el año 2012 (cuando un consorcio liderado por ellos mismos ganó los derechos de licitación para EMI), comprará la participación del 60% de la discográfica británica que era propiedad de Mubadala Investment Company, lo que elevará sus acciones a alrededor del 90% desde el actual 30%.

Actualmente EMI Music Publishing tiene un volumen de negocio de u$s 663 millones y controla el 15% de la industria editorial de la música, lo que combinado con su negocio de ATV Sony convertiría al gigante japonés en el líder de la industria con una participación de mercado del 26%.

Otras compañías que aparecen como competidoras directas son Universal y Warner.

Tags relacionados