ESTE LUNES ES EL ÚLTIMO D A DE LA RETROSPECTIVA DE LA SINGULAR ARTISTA JAPONESA

La muestra de Yayoi Kusama cierra con récord histórico de visitantes

Más de 200 mil visitas en sólo diez semanas convirtieron la exposición en un hecho cultural inédito, con tres cuadras de cola y un promedio de cinco mil visitas diarias

En diez semanas, 73 días de exhibición y a uno de su cierre (hoy), más de 200.000 personas visitaron la muestra Obsesión infinita de Yayoi Kusama, primera retrospectiva en América Latina de la mayor artista japonesa viva (84 años), que en su paso por nuestro país superó récords con un promedio de 5.000 visitas diarias en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).
Inaugurada el pasado 30 de junio, la exposición se posicionó como la más visitada en la historia del museo, superando así a la del rosarino Antonio Berni (1905-1981) que recibió en 2005 110.681 cortes de tickets y a Mr. América, la muestra de Andy Warhol realizada entre octubre de 2009 y febrero de 2010, que en cuatro meses alcanzó una cifra de 196.000 visitas.
En la recta final de la exposición, el Malba extendió dos horas su horario habitual (de 12 a 22) ante la marea de visitas, -primero se percibió un promedio de 2.500 personas diarias, luego de 5.000- que se tradujo en dos o tres cuadras de fila, siendo los miércoles (día de entrada gratuita al museo para estudiantes, docentes y jubilados) y sábados y domingos los días más convocantes.
Curada por Philip Larratt-Smith desde el Malba y Frances Morris desde la Tate Modern de Londres en colaboración con el estudio de Kusama, la exposición reúne un centenar de obras que navegan entre la pintura y la performance y el estudio y la calle, creadas de 1950 a la actualidad por Kusama, quien nació en Matsumoto en 1929 y vive en una clínica psiquiátrica japonesa desde 1977.
Obsesión infinita, que finaliza hoy en el Malba para continuar su itinerario por Río de Janeiro, incluye las series más importantes de casi seis décadas de producción, entre las que se destacan los Infinity Nets, redes infinitas de los 50, las Accumulations sculptures (esculturas de acumulación) y happenings sesentosos presentes en series como Self- Obliteration (autoborramiento).