Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La industria del videojuego "festeja" el resultado de los comicios en Estados Unidos

Aunque Donald Trump no se ha expresado en relación a una posible regulación del sector, es un personaje que genera productos "oficiales, no oficiales e infinidad de parodias

En "Mr. President", los guardaespaldas deben proteger a Trump

En

Aunque en el año 2012, en ocasión de una masacre en la que 28 personas fueron asesinadas por un joven que pasaba horas jugando a videos violentos, Donald Trump escribió un tuit que decía "La violencia y la glorificación de los videojuegos deben ser detenidas, ¡está creando monstruos!", la relación del mandatario electo de EE.UU y esta industria ha sido más estrecha de lo que se podría pensar, y su triunfo podría beneficiarla claramente.
De hecho, existen incontables juegos oficiales, no oficiales y parodias sobre Trump creadas tanto en esta etapa final, como desde hace años.

Los primeros son los pertenecientes a la serie "Trump Castle: The Ultimate Casino Gambling Simulation", que trataban de emular la grandeza del casino del empresario en Atlantic City, el Trump’s Castle. Fueron 3 entregas entre 1988 y 1993, y el único objetivo del juego era amasar más y más dinero.

Lo siguiente fue un simulador empresarial editado en 2002. "Donald Trump’s Real Estate Tycoon!" invitaba a seguir sus pasos para levantar un imperio en Los Ángeles, Nueva York, Londres, París y Atlantic City.
En 2006 apareció el videojuego oficial del reality "El Aprendiz" (The Apprentice). El programa tuvo 14 temporadas (algunas teorías dicen que Trump entró en la carrera presidencial para presionar a la NBC para que le subiera el sueldo). Su secuela, ambientada en Los Ángeles, llegó en 2007. No cosechó buenas críticas, ni consiguió relevancia entre el público, de acuerdo al sitio especializado IGN.

No oficiales y parodias

Una personalidad como la del próximo Presidente estadounidense es normal que inspire sátiras, cameos y apariciones cómicas de toda índole.

Los más recientes son aquellos nacidos al calor de la campaña electoral. Es el caso por ejemplo de "Hide & Shriek" en el que hay que asustar al personaje del otro jugador hasta su muerte. En "Max Damage" la última entrega de "Carmaggedon", donde se atropella a peatones, se incluyó una actualización gratuita llamada "U.S. Election Nightmare" con representaciones de los candidatos.

Menos violento es el juego de realidad virtual "Trump Simulator VR" para PC. Pone al jugador en la piel del propio Trump preparando un discurso político muy importante. El "Surgeon Simulator" en tanto recibió una actualización llamada "Inside Donald Trump", en la que se lo puede operar del corazón.

En "Supreme Ruler: Trump Rising" se toma el control de Donald Trump como presidente para hacer que su país vuelva a la posición predominante sobre el resto de la humanidad, "cueste lo que cueste".
Un juego pro-Trump es "Make America Great Again: The Trump Presidency". Básico y estándar, se combate amenazas como la del Isis.Otro juego en este sentido es "Mr. President", en el que los guardaespaldas deben proteger al presidente Rump (textual) de los balazos de los terroristas.

Por otra parte, entre la gran cantidad de los títulos paródicos, sobresalen como "Day of the Trumplings", "Tower defense", o "TrumPiñata". Además, en el mundo móvil se puedan encontrar decenas de juegos que toman su nombre para presentar mil y una situaciones de carácter cómico.

Los expertos dicen que esto es sólo es el principio. Y que en las próximas días se verán muchos más títulos de todo tipo que contarán con la imagen del próximo Presidente de los EE.UU.