Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Después de Manchester, Europa ingresa con miedo en la temporada alta de shows

La llegada del verano en el hemisferio Norte marca el inicio de las principales giras y festivales musicales, pero la industria todavía no sabe como reaccionará el público

Después de Manchester, Europa ingresa con miedo en la temporada alta de shows

Con la llegada del calor, Europa ingresa en la temporada alta de recitales y festivales.

Cientos de grupos y solistas comienzan a girar con múltiples fechas en cada país del Viejo Continente. Eventos como Tomorrowland (Bélgica), Primavera Sound (Barcelona) o Glastonbury (Inglaterra) tienen lugar por estos días.

Es un momento clave para una industria que tanto depende en los últimos años de los ingresos por venta de tickets.

Por eso, el dramático atentado en el final de la presentación de la cantante estadounidense Ariana Grande en Manchester, que tuvo como principales víctimas a niños, adolescentes y padres, es un durísimo golpe a un negocio que todavía no se sabe como va a reaccionar el público, si con temor de asistir a un concierto ante la cierta posibilidad de otra tragedia, o ignorando la amenaza.

En Paris por ejemplo, después del atentado en 2015 a la sala Bataclan, donde murieron 90 personas que asistían a un recital de rock, la actividad se redujo considerablemente y la capital francesa perdió un 15% de visitantes el primer año.

Mientras que tras los ataques a las Torres Gemelas de 2001, la industria aeronáutica tardó tres años en recuperarse.

En lo que tiene que ver con lo ocurrido el lunes, algunos músicos anunciaron la suspensión de sus presentaciones y otros las confirmaron.

Ariana Grande, ya se sabe, ha cancelado toda su gira mundial. Celine Dion cumplirá con sus fechas en Suecia, París, Londres y también con su actuación en el mismísimo Manchester Arena del 25 de junio.

Guns N’ Roses, actualmente con fechas en Dublin, Lisboa, Madrid, Munich, Londres y París, no cambiará su agenda.

Phil Collins, quien tiene pautadas presentaciones en el Echo Arena de Liverpool para el 2 de junio y en el Royal Albert Hall de Londres (cinco shows) a partir del 4 de junio aseguró que todo sigue en pie.

La mítica banda de heavy metal Iron Maiden se presentó ayer en Cardiff, capital de Escocia, y hará lo mismo este fin de semana en el O2 Arena de Londres.

En este caso, las autoridades del mini estadio informan en su sitio oficial que incrementaron el despliegue de seguridad para todos sus eventos y piden al público que vaya "temprano y sin muchas cosas, ya que solo admitiremos bolsos pequeños".

Kiss también tocará aquí el 31 de mayo.

Por su parte, el grupo pop Take That pospuso sus tres conciertos programados para hoy, mañana y el sábado. La banda ya había suspendido el martes en la vecina Liverpool "por respeto a todas las personas y sus familias afectadas por el horrendo incidente de anoche".

Blondie también canceló lógicamente su concierto del martes en Londres "como una señal de respeto". Su líder Debbie Harry publicó en su cuenta de Twitter que el show en el Round Chappel será reprogramado.