Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con entradas a $ 220, la única sala 4D del país funciona con localidades agotadas

Inaugurada hace pocos días en un complejo de Pilar, el cine cuenta con 80 butacas, pero recauda en taquilla tanto como una gran pantalla con 400 ubicaciones

Un muy buen arranque logró la primera sala 4D de la Argentina ubicada en el complejo Multiplex de la localidad de Pilar.
En su primera semana entera de funcionamiento -porque la anterior sólo lo hizo algunos días con "Kung Fu Panda 3", consiguió un total de 1822 espectadores, repartidos 1381 para "Batman vs Superman" y 441 para "Kung Fu Panda".
De acuerdo al sitio especializado cinesargentinos.com, al contar la sala con una capacidad de 80 butacas nada más, gran parte de las funciones estuvieron totalmente agotadas.
La facturación según los reportes de Ultracine fue de $ 400.000, similar por ejemplo a las salas más grandes del complejo Hoyts Unicenter en la misma semana, que cuentan con 400 butacas y es el complejo con más ventas en todo el país.
Evidentemente, este resultado económico va a provocar que las principales compañías del país también se interesen a la brevedad en ofrecer este tipo de entretenimiento.
El sistema cuenta con efectos especiales como el movimiento de las butacas (arriba-abajo/ adelante-atrás/ inclinación lateral), vibraciones, impacto de aire, agua, olores, etc. Y efectos de sala como burbujas o luces estroboscópicas, dependiendo de la escena en pantalla.
La idea es que con estos efectos implementados en la proyección, el espectador se sienta dentro de la película: si el protagonista abre una ventana, el espectador va a recibir una ráfaga de viento, si en la historia llueve el espectador se va mojar, si hay viento se va despeinar, su butaca va a temblar si hay un terremoto, y va a sentir relámpagos en la sala si en la película hay tormenta. La empresa responsable de la instalación es argentina es Lumma. Desde la primera proyección en Corea del Sur en 2009, muchos países cuentan con salas 4D. México, Chile o Colombia son algunos casos en Latinoamérica. En la actualidad los principales proveedores están en Corea, EEUU y Canadá.