U$D

VIERNES 24/05/2019

El inventario

Imagen de MARCELLO VACCARI

por  MARCELLO VACCARI

Managing director del grupo VACLOG - RVA

0
El inventario

Seguimos con la tercera entrega de la saga "La Meta". Hoy vamos a conversar sobre el segundo procedimiento operativo, el inventario, definido según Goldratt como "todo el dinero que el sistema ha invertido en adquirir cosas que luego pretende vender ". Es decir, el inventario es dinero y hay que hacerlo rotar lo más rápido posible, generando en cada una de las rotaciones ingresos. Más veces rota en el año, más ingresos generará.

Si pudiéramos alinear de manera perfecta nuestras compras y nuestras ventas, nuestro capital de trabajo podría ser cero. El proveedor entrega cada vez que nuestro Cliente pide (JIT- en el mismo momento), pero claro esto es el mundo de Heidi y se hace necesario calcular y cubrirse con inventario, porque las compras y la producción por lo general se hacen antes de la venta (son pocos los casos de made to order). El punto de pedido (PP) se calculará entonces, considerando la demanda media (D) multiplicada por el Lead Time medio (LT o tiempo medio de abastecimiento). Este inventario es el stock cíclico.

Luego, hay que evaluar la incertidumbre y la variabilidad. La demanda se comporta en general de forma variable (más o menos) y el LT también (el proveedor o el transporte se demoran o anticipan). La variabilidad debe considerarse por separado y hay que tener en cuenta cuan crítico puede ser el artículo (SKU) que estamos analizando. La incertidumbre se estima y se cubre con el stock de seguridad (SS), que nos ayudará a prevenir el quiebre de stock (Stock Out). Dejemos en claro que no es bueno quedarse corto y tampoco tener mucho de más, es un delicado equilibrio y tener mucho suele castigarse severamente porque queda en evidencia fácilmente y cuesta dinero (depósitos llenos, falta de capital de trabajo, desbalanceo de inventario, costo financiero, etc.).

El punto de pedido, queda definido entonces como: PP= (D x (LT) + SS.

Si el inventario es dinero, no sólo cajas; cabe preguntarse cuando compramos insumos o bienes si estamos invirtiendo nuestro dinero o lo estamos enterrando. Espero haya quedado claro que la idea es vender todo lo que se pueda y hacer rotar lo más rápido posible el inventario, porque en general la mayor parte del working capital de las empresas está invertido o sepultado en centros de distribución, góndolas o depósitos.

El objetivo (más si el dinero cuesta tasas altas) debería ser operar con el menor nivel de inventario posible, aclarando que es imposible cumplir siempre (es estadístico) y para ello es necesario usar la matemática, y segmentar el análisis -entre otros- por ABC, criticidad, contribución, lote óptimo de compra o transporte, y definir claramente donde invertir más y donde menos; tratando de reducir las variabilidades sobre aquellos aspectos en los podamos influir más. La semana que viene seguimos con el último procedimiento operativo: Los gastos de operación.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping