U$D

MARTES 19/03/2019

Atado de manos por el FMI, el Tesoro podrá hacer poco

Debe vender necesariamente todos los días y siempre la misma cantidad preanunciada de dólares. No hay factor sorpresa. Es una oferta bienvenida pero que no podrá torcer el rumbo del mercado, sobre todo si se dispara el nerviosismo electoral.

Atado de manos por el FMI, el Tesoro podrá hacer poco

Más allá del alivio que mostró hoy el dólar ante el anuncio de que el Gobierno venderá u$s 60 millones por día, en el mercado se mostraron bastante menos exultantes ante la noticia.

Por un lado ya se sabía que el Tesoro debía vender su colchón de dólares para enfrentar gastos en pesos, si bien faltaba acordar los detalles con el Fondo Monetario Internacional. Y las condiciones, según los expertos, no son exactamente las más favorables para contener el avance de la divisa.

De hecho, son sumamente rígidas, una decisión en línea con la política del Fondo de evitar que sus recursos se utilicen con fines cambiarios. De ahí la insistencia de Nicolás Dujovne de que el Tesoro no hará política monetaria.

Es que Hacienda no tendrá margen de maniobra. Las ventas con compulsivas, no optativas. Esto implica que, por ejemplo, tendrá que vender incluso cuando no sea realmente necesario.

Las ventas, además, deben hacerse a diario a un ritmo preestablecido de u$s 60 millones que es lo que resulta de los u$s 9600 millones divididos de abril a fin de año. No puede abstenerse de vender en una rueda y redoblar la cantidad de divisas que vuelca al mercado si se da un escenario de tensión cambiaria. Ni siquiera se otorgó, como el año pasado, la posibilidad de definir tres días antes de la operación cuánto se vendería, con el compromiso de mantener al menos durante 30 días ese ritmo de ventas.

Así, con todas las cartas sobre la mesa, el impacto cambiario que anticipan en el City es más bien acotado ya que no hay espacio para disponer discrecionalmente ni del monto ni del momento de la transacción con lo cual no hay factor sorpresa. 

El anuncio, por supuesto, es de todos modos positivo.

"Peor es nada", dice un analista que reconoce que algo de oferta de divisas no viene mal en este mercado tan reducido. Pero este monto, distribuido así en el tiempo, si bien abastece al mercado en un momento en que el Banco Central no puede intervenir (porque el dólar está dentro de la banda) no será suficiente como para suplir el aporte del agro, que seguirá siendo vital. Ni podrá hacer frente al nerviosismo de los argentinos si las encuestas empiezan a enturbiar aún más las expectativas.  

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés