U$D

MARTES 19/03/2019

Pruebas Aprender: avances en Lengua, pero al 43% de los alumnos le cuestan las matemáticas

El Gobierno presentó los resultados de las evaluaciones censales Aprender 2018, realizadas por el 79% de los chicos de sexto grado del país. El informe muestra interesantes progresos en prácticas del lenguaje, pero persisten las amplias dificultades en aritmética y en geometría. Participación por provincia, brechas y extensión de la ESI.

Pruebas Aprender: avances en Lengua, pero al 43% de los alumnos le cuestan las matemáticas

El 43% de los alumnos de sexto grado del nivel primario tiene dificultades para resolver problemas matemáticos, según los datos de las evaluaciones Aprender 2018, que además evidenciaron una significativa mejoría en lengua con respecto a la primera prueba desarrollada en 2016, al caer 8 puntos porcentuales la proporción de estudiantes con dificultades para la comprensión de textos.

Del informe presentado por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología se desprende que apenas el 57% de los estudiantes que realizaron la evaluación mostró desempeños satisfactorio (37,9%) y avanzado (19,5%) en matemáticas, mientras que el 43% presentó niveles básico (23%) e inferior al básico (19,6%). Ese 43% no es capaz de identificar las propiedades específicas de las figuras geométricas ni solucionar problemas de fracciones y divisiones.

Estas cifras representan un leve retroceso con respecto a 2016, cuando el 58,6% había alcanzado una calificación satisfactoria y el 41,4%, una nota baja. Según la cartera que dirige Alejandro Finnochiaro, sólo en nueve provincias se detectaron progresos en la materia

El panorama fue distinto en lengua, materia en la que el 75,3% de los alumnos llegó a los niveles avanzado (35,4%) y satisfactorio (39,9%), mientras que el 24,7% demostró manejar conocimientos básicos (17,6%) o inferiores al básico (7,1%). En 2016, la proporción de alumnos con buenas calificaciones había llegado a los 66,8%. El mayor avance se observó en los niveles de calificación más bajos, que pasaron de representar el 14,5% del total a 7,1%, menos de la mitad.

Según los parámetros de la evaluación, ese casi 25% de alumnos no puede jerarquizar información ni tienen incorporada la práctica de la relectura de los textos que les permita hallar información implícita.

Casi 25% de alumnos no puede jerarquizar información ni tienen incorporada la práctica de la relectura de los textos que les permita hallar información implícita

Si se cruzan ambos resultados, el 43% de los alumnos superó el nivel promedio tanto en lengua como en matemáticas el año pasado, contra un 39% que lo había logrado en 2016, a la vez que la proporción de estudiantes con resultados inferiores al promedio casi que se mantuvo: 44% de 2018, contra 45% en 2016.

Mayor participación, brechas y ESI

En el Ministerio de Educación celebraron el avance en los ejercicios de prácticas del lenguaje y reconocieron el estancamiento del desempeño promedio en matemáticas, además de remarcar el carácter creciente de la participación: del estudio censal participó el 94% de los colegios (19.600) y el 79% de los alumnos (574.000) de sexto grado de primaria. En 2016 la evaluación fue realizada por el 71% de los estudiantes en el 88% de las escuelas, mientras que en 2017 la completó el 75% de los chicos en el 91% de los establecimientos.

En casi todas las provincias el nivel de participación osciló entre el 89% y el 100% en las escuelas y entre el 71% y 91% de los estudiantes, salvo en Neuquén, donde sólo la realizaron el 33% de los estudiantes en el 57% de los establecimientos, por lo que en el informe no se consideraron representativos sus resultados. ¿El motivo de la escasa participación? "En esa fecha hubo paro docente en Neuquén", explicaron desde la cartera educativa.

Otro de los focos recalcados por el Gobierno fue el de las brechas de desempeño que refleja la desigualdad entre los mejores resultados y los peores. "En todas las jurisdicciones (regiones) se redujo la dispersión entre los estudiantes que se ubican en los dos niveles de desempeño más bajos y aquellos que se ubican en los dos niveles más altos", indicó el informe. 

Los cálculos, basados sobre los datos obtenidos en ejercicios de lengua, arrojan que la desigualdad cayó 11,2% en las provincias del centro del país, un 11,4% en el noreste, un 11,8% en los distritos del noroeste, al igual que en la zona cuyana, y un 9,2% en los colegios de la Patagonia.

Por otro lado, en la clasificación por sexos, el informe mostró que los varones obtuvieron mejores resultados en matemáticas que las chicas (58,6% satisfactorio y avanzado contra 56,7%), que a su vez registraron cifras superiores en lengua (77,9% satisfactorio y avanzado frente a 73,3%). No obstante, ambas brechas se redujeron con respecto a 2016, cuando la diferencia era de 3 puntos porcentuales en lengua y de 7 puntos en matemáticas.

Esta edición de las evaluaciones Aprender incluyó un apartado de preguntas sobre contenidos de Educación Sexual Integral (ESI) que tanto alumnos como docentes debieron confirmar si se trataron o no durante el ciclo lectivo de 2018. El 99% de los maestros afirmaron haber brindado los contenidos y el 72% manifestó haber sido capacitado para dar las clases.

En cuanto a los contenidos, según las respuestas de los alumnos los temas que se abordaron en más colegios fueron sobre el cuidado del cuerpo y la salud (en el 86% de las escuelas), el buen trato en el aula (79%), los derechos de niños y adolescentes (78%), los cambios del cuerpo en la adolescencia (76%) y la igualdad de derechos entre varones y mujeres (73%). Menor alcance tuvieron los contenidos sobre embarazos (50%), su prevención (43%) y cómo evitar abusos sexuales (37%).

Estatales y privadas

Además de los resultados académicos, el censo relevó datos según el modo de gestión de las escuelas. El 73% asiste a colegios estatales y el 27% a instituciones privadas, indica el informe.

En las escuelas estatales el 23% de los alumnos viven en hogares de bajo nivel socioeconómico; el 68%, en viviendas de nivel medio y el 9% restante, en hogares de nivel alto. En cambio, sólo el 2% de los que asisten a colegios privados habitan viviendas de bajo nivel socioeconómico; el 56%, hogares de nivel medio y el 42%, de nivel alto.

El 11% de los alumnos de los establecimientos estatales repitió algún año escolar, mientras que el 3% repitió dos o más. En los colegios privados, los que repitieron una vez conforman el 2%, y los que lo hicieron en dos o más oportunidades, el 1%.

Las diferencias en el desempeño escolar (en Lengua) entre alumnos de escuelas estatales y privadas también son palpables en todos los niveles socioeconómicos

Más del 41% de los estudiantes que asisten a las primeras tiene problemas para comprender textos, mientras que en el sector privado esta proporción no llega al 30%. Entre los de nivel medio, las dificultades se observan en el 27,5% en las escuelas estatales, cifra bastante mayor que el 10,5% que se observa en instituciones privadas. En cuanto a los de nivel alto, casi al 16% les cuesta realizar ejercicios de este tipo en colegios estatales, mientras que en privados la cifra es de 5%.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés