U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Recrudece la pelea con los gremios y Aerolíneas deberá pagar más

Sorpresiva asamblea obligó a la empresa a cancelar 258 vuelos, lo que afectó a 30.000 personas. Aerolíneas denunció a los sindicatos ante Trabajo

Fueron unas 10 horas con los pasajeros varados y Aerolíneas debió cancelar 258 vuelos, con 30.000 afectados

Fueron unas 10 horas con los pasajeros varados y Aerolíneas debió cancelar 258 vuelos, con 30.000 afectados

La pelea entre los gremios aeronáuticos y el Gobierno sumó ayer una nueva escalada luego que cinco de los seis gremios del sector realizaran una asamblea de casi 10 horas y alrededor de 30.000 pasajeros varados y casi 250 vuelos cancelados de Aerolíneas. La jornada terminó con una denuncia que la línea de bandera presentó ante la Secretaría de Trabajo, a cargo de Jorge Triaca.

El nuevo enfrentamiento se activó porque los sindicatos aseguran que la empresa aérea no aplicó la cláusula gatillo para ajustar los salarios por la inflación de septiembre, por lo que denuncian que no se pagó la totalidad de los sueldos. El Grupo Aerolíneas Argentinas, en cambio, entiende que la inflación de septiembre que se conoció a mediados de octubre está afuera del acuerdo paritario, por lo que el asunto tiene que ser discutido hacia adelante.

"Ellos tienen una interpretación diferente del acuerdo paritario, pero en lugar de sentarse a conversar fueron a una medida de fuerza", explicó Malvido. Y agregó: "La compañía tiene serias dificultades para financiar la operación, los gremios lo saben. Pero no queremos que nuestros empleados pierdan poder adquisitivo. Queremos conversar, pero no hemos recibido ningún pedido ni hecho una oferta. Tenemos que avanzar en esa línea".

En ese contexto, Malvido dice que la medida "fue política, en contra de la política aerocomercial del Gobierno. Somos la empresa del sector que más aumentó los sueldos y aún así nos paran. Es una medida manifiestamente contra el Gobierno. Pero que usa como rehenes a los pasajeros".

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, dijo que la retención de tareas de ayer es "porque no pagan el salario. Aerolíneas reinterpretó el acuerdo salarial, nos dijeron que no van a abonar un 8% del salario".

Y, además, acusó al Gobierno de estar "afanándose" las rutas de Aerolíneas para dársela a operadores privados y que por eso se necesita a la gente "puteando" contra la línea de bandera.

Asi Biró apuntó directamente al presidente Mauricio Macri, quien en medio de los problemas en las terminales aéreas enfatizó que Aerolíneas "tiene que ser autosustentable" y que "no es justo que el 95% de las personas que no usan aviones tengan que pagar para que(ella) funcione".

Los dichos de Macri reavivaron los rumores de la intención del Gobierno de reprivatizarla, algo que desde el entorno de Malvido negaron. "Nosotros no tenemos ningún tipo de conversación al respecto".

En medio de esto, los números de la compañía no pasan por el mejor momento consecuencia de la suba del petróleo, la devaluación y la inestabilidad del tipo de cambio. El Grupo Aerolíneas Argentinas-Austral tendrá una facturación en torno a u$s 2100 millones. A la hora de mirar los tres gastos más importantes señalan que tendrá u$s 580 millones por combustible; u$s 540 millones de salarios (tiene 10.000 empleados) y u$s 330 millones del leasing de los aviones (a lo que se suman gastos menores como repuestos y alquileres, entre otros).

La devaluación cambió los números de la empresa no sólo porque cobra en pesos y paga en dólares sino que impactó en las ventas. Tomando los números del año pasado contra los de este tiene una caída de 60% en la venta de pasajes al exterior.

Eel subsidio estatal quedara exiguo para poder operar. El propio Malvido señaló que "este año esperábamos cerrar con subsidios de u$s 90 millones, pero ya vamos por u$s 180 millones". Aunque señaló que "es mucho menos que los u$s 678 millones promedio de la última década, sigue siendo mucho dinero". Y reconoció que "no vamos a poder cerrar en cero el año próximo".

El dato de este cambio en las cuentas es que los u$s 180 millones fueron hasta octubre. El propio Macri reconoció que hubo que girar "$ 1000 millones para pagar sueldos el último mes". Ejecutivos de la compañía discuten con el Ministerio de Transporte y el de Hacienda los fondos necesarios para operar hasta fin de año. Todo hace suponer que superará los u$s 199 millones que necesitó la compañía para operar en 2017.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés