U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Rusia pone en marcha el Mundial de fútbol más caro de la historia

La inversión es récord pero, según señala el Gobierno, contribuyó a que el país saliera de la recesión. La Copa tendría un impacto de casi u$s 31.000 millones en la economía

Rusia pone en marcha el Mundial de fútbol más caro de la historia

Se inicia el Mundial de Rusia y el campeonato no sólo será un gran momento para millones de hinchas en todo el planeta, sino también para la economía de muchos de los países cuya selección participará del evento, en particular la del anfitrión.

El costo total del torneo se estima en unos u$s 13.000 millones incluyendo nuevas infraestructuras. Según el portal Nordea Markets, el 70% está cubierto por presupuesto público y el 30% restante por los inversores privados. Estas cifras lo convierten en el Mundial más caro de la historia comparado con el de Brasil 2014 (con un costo de u$s 11.000 millones), seguido de Sudáfrica 2010 (u$s 4300 millones).

Los efectos serían favorables a pesar de tamaña inversión, ya que la Copa tendría un impacto total en la economía rusa de casi u$s 31.000 millones, de acuerdo a los organizadores.

En ese sentido, el viceprimer ministro ruso, Arkady Dvorkovich, expresó hace unas semanas que los preparativos para el certamen contribuyeron en alrededor del 1% al Producto Bruto Interno (PBI) en los últimos cinco años. "Puedo decir que sin la Copa del Mundo no habría crecimiento económico en este momento", sentenció Dvorkovich en una conferencia de prensa.

Es así que, después de dos años de recesión provocada por sanciones económicas y la caída de los precios del petróleo, la economía rusa volvió a crecer 1,5% en el 2017.

Entretanto, la expectativa que se tiene en torno al impacto económico, como releva ESPN, tiene relación con el turismo, el gasto a gran escala en construcción, además de los efectos posteriores de las inversiones gubernamentales. Incluso, otro informe sugiere que el Mundial alentará a los rusos a hacer más ejercicio por lo que se tomarán menos días de licencia médica.

Con respecto al movimiento turístico, dado el número total de entradas vendidas, el evento atraerá a unos 500.000 extranjeros, al margen de aquellos cuya visita al país no estará relacionada con el campeonato.

El efecto económico en los meses de junio a julio será más visible para los minoristas, restaurantes y hoteles. Nordea Markets revela que la experiencia de organizadores anteriores evidencia que los visitantes que viajan para apoyar a sus equipos gastan hasta el doble de dinero que los turistas habituales.

Teniendo en cuenta el costo del alojamiento, comida y bebida, entre otros, el turista que llegará a Rusia gastará durante entre u$s 5000 y u$s 8000 al mes. Es así que haciendo un cálculo básico el flujo total de efectivo proveniente de viajeros puede aportar entre u$s 2500 millones y u$s 4000 millones adicionales al consumo interno.

Y, aunque analistas del Instituto Gaidar de Rusia confíen en el impacto del torneo en el PBI, el banco central local también advierte que podría haber un aumento en los precios al consumidor, según Reuters.

Además, Nordea señala que el impacto positivo para la economía rusa podría aminorarse por el parate de algunas grandes fábricas durante el evento.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés