Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

"El crecimiento del mercado del lujo es una realidad que abarca a todo el mundo"

En un mundo en el que la escritura a mano pasó a ser casi una rareza, una marca icónica de lapiceras y plumas como Montblanc continúa vigente y lanzando nuevos productos. Este año, en el aniversario 75 de la publicación del Principito, la obra maestra de Antoine de Saint Exupéry, la marca quiso homenajearlo con una edición especial "Meisterstück" (pieza maestra) dedicada al joven príncipe y sus amigos, la rosa y el zorro.

 

Este lanzamiento, el más importante de la marca para el 2018, trajo al país a Anouar Guerraoui, director de Montblanc para Latinoamérica y el Caribe, quien dialogó con El Cronista sobre el mercado del Lujo y la estrategia de la marca a nivel mundial.

"El negocio del lujo crece cada año en todo el mundo. Estamos llegando a nuevos países y mercados, y captando a consumidores jóvenes", afirmó. No obstante, hubo algunos cambios en los últimos años. "El segmento escritura, que había sido el más fuerte de la compañía desde su fundación, hoy representa un 30%, mientras que los relojes son otro 30%, artículos de cuero, joyas y gafas otro 30 y el 10% restante son los accesorios de escritura", comentó.

Para mantenerse vigente en el segmento de escritura, la compañía desarrolló plumas y estilográficas que sirven para escribir en smartphones y tabletts de la línea Apple. "Pese al avance tecnológico, la escritura a mano sigue siendo algo apreciado", señaló.

En cuanto a la línea "El Principito", se trata de una colección con piezas que van desde los u$s 700 a u$s 1100 (según se trate de pluma o roller); una edición limitada con piezas de u$s 2000; y una extra limitada de 188 piezas únicas que van de los u$s 3000 a u$s 4000. Las lapiceras más valiosas de Montblanc alcanzan los u$s 30.000.

La presentación de este homenaje en Buenos Aires tiene un significado especial, ya que Saint Exupéry vivió en esta ciudad por casi dos años mientras fue aviador. El que era su departamento, en el microcentro porteño, es hoy un museo. Y se dice que parte de su obra literaria se inspiró en sus frecuentes vuelos entre esta capital y la Patagonia.

Si bien Montblanc tiene presencia en el país desde hace más de 40 años y supo tener una oficina propia hasta 2014, hoy toda la región de América latina se maneja desde Miami, donde Guerraoui, nacido en Marruecos, vive actualmente.

La tienda principal de la marca en Buenos Aires está en la galería del hotel Alvear. En referencia a los clientes, Guerraoui destacó que "tenemos nuestros compradores tradicionales, a quienes ofrecemos novedades y accesorios todos los años; algunos son coleccionistas, y el segmento de obsequios corporativos sigue siendo importante, más del 50% de las ventas. "Es un regalo perfecto, con estilo y para toda la vida", destacó.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar