U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Se recalentó el mercado en Nueva York con los récord de la colección Rockefeller

Fue una venta de guante blanco la subasta de Christie‘s, que resultó también la venta de una colección más grande de la historia. El resultado, u$s 832 millones

Christie’s está festejando una venta fabulosa de "guante blanco", lo cual significa el 100% de lo ofrecido, que además de ser 1500 lotes ha sido la venta de la colección individual más grande de la historia, fueron u$s 832 millones por la Colección de David Rockefeller, y 12 instituciones recibirán la generosa donación de la familia. La obra más valorada fue un desnudo de niña, de Picasso, que fue comprada por la familia Nahmad, famosos comerciantes de arte que atesoran grandes obras. Esta pintura la prestarán para una exposición sobre el período rosa del artista en el Museo de Orsay en septiembre y luego para otra exposición en la Fundación Beyeler de Basilea, creemos que lograrán ganancia en su reventa luego de haberla garantizado y comprado en u$s 115 millones.

Además de las seis subastas de la colección, luego de diez días de miles de ofertas on-line, se recaudaron u$s 4,5 millones por objetos pequeños de la familia, algunos multiplicaron por cien sus bases con motivo de su procedencia. Esta semana siguieron los éxitos en Chrisitie’s que logró vender en una sola noche u$s 416 millones más, por 33 pinturas y esculturas; solamente cuatro obras no tuvieron comprador. Los ocho Picasso en oferta se vendieron en su totalidad, en valores que fueron entre u$s 2 millones y u$s 10 millones, un tierno y cándido retrato de una niña realizado en París en 1901, de 60 x 50 cm, fue pagado casi u$s 9 millones. Una composición del ruso Malévich, realizada en Moscú en 1916, había sido vendida en u$s 60 millones hace pocos años y ahora alcanzó los u$s 86 millones. Una escultura única de Constantin Brâncui fundida al bronce y pulida, de 50 cm de altura y con una base en mármol también realizada por el artista rumano, superó todas las expectativas al venderse también en u$s 86 millones, la escultura tenía como antecedente que estuvo en exhibición en el Metropolitan Museum de Nueva York durante 40 años en préstamo. Una importante pintura de Joan Miró llegó a u$s 21,7 millones y el Paisaje de Van Gogh, que había vendido en u$s 16 millones Elizabeth Taylor, se vendió en

>

u$s 40 millones. Sotheby’s logró vender el lote más valioso de toda su historia al recaudar u$s 157 millones por el Desnudo de Amedeo Modigliani y en dos subastas recaudó u$s 359 millones, ahora no realiza remates de Arte Latinoamericano y con buen criterio las obras van en las ventas de arte internacional, vendieron mucha pintura uruguaya y buenos valores para la obra de Joaquín Torres García, una de ellas se vendió en u$s 951 mil y una obra del mejicano Rufino Tamayo se vendió en u$s 5,9 millones. Un lindísimo Picasso que era el rostro de Marie-Thérèse, una de sus mujeres, realizado en 1932 y de pequeño formato (46 x 46cm) se había vendido en u$s 8 millones en el año 2000, ahora recaudó u$s 37 millones, pero las altas bases de los otros cinco obras del malagueño hicieron que fracasara la venta de ellos.

Un lindísimo paisaje de Claude Monet vendido en el año 2000 en u$s 5,7 millones, ahora llegó a los u$s 20,5 millones, buen tamaño y calidad del mismo que justifican el precio millonario. Muy buenas ventas fueron las de artistas postimpresionistas como Henri Martin y Henri Le Sidaner, un mercado que creemos está en alza. El resto de esta semana serán los remates de arte contemporáneo y las estimaciones son altísimas, veremos que sucede y les contaremos la próxima semana.

La obra más linda en mi opinión que se vendió estos días, ha sido un pastel de la norteamericana Mary Cassatt que fuera amiga y seguidora de Edgar Degas, tierna imagen de un bebé con su mamá que fuera expuesta en una de las primeras exposiciones impresionistas en París, se pagaron seis veces más que el estimado y logró u$s 4,5 millones, una obra similar de su maestro Degas, se vendió en u$s 2,4 millones, siendo un caso en que el alumno supera al artista al menos en el precio de venta.