U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Comentarios macroeconómicos y financieros tras la corrida

Comentarios macroeconómicos y financieros tras la corrida

La volatilidad cambiaria ha generado cambios de expectativas y cambios en materia macroeconómica y tanto los analistas como el Gobierno se encuentran recalculando los próximos pasos a seguir en materia de medidas económicas, así como en el armado de portafolio. El presidente Macri anunció que será más agresivo a la hora de reducir el déficit fiscal y con una tónica similar, Federico Sturzenegger sostuvo que entendió el mensaje del mercado y que será más agresivo también a la hora de combatir la inflación, lo que puede entenderse tasas de interés mas altas y un Banco Central más agresivo con sus medidas monetarias. Además, el resultado de la licitación de Lebac y de la emisión de los Botes llevo tranquilidad al mercado, generando que el tipo de cambio detenga su escalada alcista.

En materia económica, los analistas de Quinquela Fondos señalan que “Argentina debe avanzar en la corrección de sus déficits gemelos (fiscal y de cuenta corriente). Para el primero el acuerdo con el FMI nos llevaría a una corrección más acelerada de la originalmente prevista. Para financiar el desequilibrio remanente ayudaría la línea financiera que se acuerde con dicho organismo”.

Además, sostienen que en cuanto a las cuentas externas la economía argentina tuvo en los dos últimos años un abultado déficit de cuenta corriente que se financió básicamente con ingreso de dólares financieros para cubrir las necesidades financieras del Tesoro/Empresas y para inversiones de corto plazo (“carry trade”). “Los dólares que ingresaron para inversiones financieras en pesos pasaron por el mercado cambiario e impulsaron un atraso del tipo de cambio real por un contenido aumento de la paridad nominal. En tanto las divisas que captó el Tesoro en mercados de capitales del exterior ingresaron directamente al BCRA sin pasar por el mercado cambiario, pero implicaron una emisión de pesos para cubrir el gasto público que impulsó a atraso cambiario vía inflación e hicieron necesaria la fuerte emisión de Lebacs”, manifestó.

Desde la compañía consideran que los niveles de tipo de cambio real multilateral resultantes fueron bajos en términos históricos y generaron un déficit de cuenta corriente cada vez más abultado: “Si se repasa la evolución histórica del Tipo de Cambio Real Multilateral y Déficit de Cuenta Corriente se observa un alto grado de correlación entre los mismos. La economía argentina solamente ha logrado sostener superávits de cuenta corriente en aquellos momentos en que el tipo de cambio real se ubicó en sus máximos históricos”.

Finalmente, desde Quinquela Fondos creen que el ajuste reciente en el tipo de cambio real es favorable para comenzar a corregir el déficit de cuenta corriente, aunque posiblemente el equilibrio final en un contexto de ingreso de dólares para financiar al sector público y al privado implique que dicho equilibrio cambiario se logre sin llegar a corregir de manera plena el déficit de cuenta corriente. “Esta corrección recién se podría producir en un contexto de solución definitiva del déficit fiscal. Por eso creemos que en los próximos trimestres la economía local podría estar funcionando con un tipo de cambio real más alto que el de 2016/2017, pero todavía por debajo de los niveles que implicaron la corrección plena del déficit de cuenta corriente”, comentó.

Ezequiel Zambaglione, Head of Research de Max Valores hace un balance de la ultima colocación de bonos por parte del Gobierno y agrega que “el anuncio de una retención de USD3bn de ArgTes23 y ArgTes26 junto con una buena subasta de Lebac trajo la calma al mercado de divisas, pero la pregunta clave es si la misma sería suficiente para calmar la demanda minorista. Desde Max Valores preferimos esperar a un escenario de mayor claridad antes de recomendar posiciones de pesos.

El Ministerio de Finanzas anunció una reapertura de los bonos de ArgTes23 y ArgTes26. La emisión fue por un total de u$s 3.000 millones, y creemos que esta es una buena noticia para los activos argentinos, ya que proporcionaría entradas para calmar el mercado de divisas, es una buena señal de que los inversores extranjeros vuelvan para el carry trade, y el monto emitió necesidades de financiación casi completas para el año u$s 5.000 millones.

Además, el analista elabora algunos comentarios sobre la licitación de Lebac y agrega que “el resultado de la subasta fue una emisión de VN $ 621.000 millones de valor nominal y que el 65% se ubico en 36 días, lo que implica una expansión monetaria de 93.000 milllones de pesos Alrededor de 60.000 millones de pesos de esta expansión ya ha sido comprada por el BCRA con reservas en los últimos días, dejando una expansión neta de 30.000 millones de pesos que terminaría hoy en el mercado de divisas”.

Zambaglione destaca que “dado el nuevo método de cálculo de los requisitos de reserva de los bancos, los bancos pudieron sacar más Lebacs en esta subasta. Estimamos que los bancos necesitarían ARS60bn para alcanzar la proporción de requisitos de reserva. Como dijimos en un comentario anterior, el impacto será neutral en términos monetarios, pero explica el menor volumen de expansión”.