Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Llega la CVU: clave para operar con billeteras digitales en el mundo físico

El BCRA instrumentó esta semana la creación de la Clave Virtual Uniforme, el equivalente al tradicional CBU, para las billeteras digitales, tanto bancarias como extrabancarias. Argentina es el primer país en desarrollarla

Llega la CVU: clave para operar con billeteras digitales en el mundo físico

Ahora, además de recordar la clave de homebanking, la del cajero automático y el alias cbu, ahora cualquier usuario de billeteras electrónicas o cuentas bancarias en el mundo digital deberá tener su propia Clave Única Virtual. Esta herramienta, le permitirá a los usuarios, estén o no bancarizados, enviar y recibir dinero entre distintas herramientas de pago del mundo fintech.

El Banco Central instrumentó esta semana una normativa en la que venía trabajando desde principios de año su Mesa de Innovación, el espacio de diálogo en el que participan todos los actores de la industria y el regulador.

Según explicó el propio BCRA en la comunicación 6510 difundida este miércoles, la Clave Virtual Uniforme (CVU) "permite la identificación y trazabilidad de transferencias de fondos que se realicen entre cuentas a la vista cuando, como mínimo, una de ellas pertenezca a una empresa proveedora de servicios de pago, facilitando la interoperabilidad entre cuentas a la vista y servicios de pago".

Las CVU funcionarán como un equivalente de la Clave Bancaria Uniforme ( CBU) del mundo bancarizado. Tal como se explicó en la comunicación, cada una de ellas estará asociada a un identificador del cliente de estas billeteras, un alias del usuario y el número de CBU vinculado a una cuenta a la vista del servicio de pagos.

Ayer, en el marco de la presentación del Informe de Estabilidad Financiera de la autoridad monetaria, su vicepresidente, Lucas Llach dio más precisiones al respecto: "Los usuarios de cuentas no bancarias pero de proovedores de pagos, como puede ser PIM, del Banco Nación, o la tarjeta Ualá, o MercadoPago (y muchos proveedores que no son bancarios) normalmente, tienen su cuenta ahí y en estos sistemas sólo pueden hacer transferencias dentro del circuito cerrado".

Con la Clave Virtual Uniforme estos usuarios podrán "dialogar" entre distintas cuentas de estas billeteras y también con cuentas bancarias y enviar y recibir dinero. "Esto va a permitir que una persona que tiene una tarjeta prepaga, pero no una cuenta en un banco, pueda recibir el pago de un bancarizado mediante un alias que va a estar en esa misma base de datos", dijo.

El funcionario puntualizó que la medida es buena para las entidades bancarias y para el resto de las empresas que conforman el ecosistema fintech. "Argentina va a ser el primer país del mundo donde va a haber un sistema de transferencias inmediatas entre lo bancario y lo no bancario", enfatizó.

Aunque todavía restan conocer mayores detalles respecto a los aspectos técnicos y operacionales de esta medida, se sabe que los bancos y el resto de las entidades financieras tienen un plazo de 120 días para poner esto en marcha.

Actualmente, en el país hay cerca de una decena de wallets. Incluso esta semana, desembarcó Transfer Wise, una billetera que permite recibir pagos desde el exterior. Sin embargo, a nivel general, el nivel de penetración de estos instrumentos todavía es incipiente.

Cada una de estos monederos tienen su propia opción para extraer el dinero digital y usarlo en el mundo físico. Desde la extracción en cajeros automáticos hasta en las redes de cobranzas extrabancarias. La interoperabilidad entre ellas posibilitará que los usuarios se manejen sin necesidad de usar el cash.

Esta es una nueva medida del Central en pos de la tan mentada inclusión financiera. Y seguramente será vista con buenos ojos dentro de otros sectores del Gobierno.

Hace poco más de un mes, el Ministerio de Trabajo, autorizó a los empleadores a realizar sus pagos de salarios mediante una billetera virtual, sin necesidad de una cuenta bancaria. La iniciativa busca captar sectores de la economía donde los sueldos todavía se pagan en efectivo, como los trabajadores eventuales o los del agro.