Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Populistas de Italia agitan mercados con su nostalgia de la época previa al euro

Los inversores venden sus bonos italianos después de que el Movimiento Cinco Estrellas y Liga se remontan a la era anterior a las normas fiscales de la UE

Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas

Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas

Durante la campaña para las elecciones generales en Italia, que tuvieron lugar a principios de marzo, los líderes de los partidos populistas restaban importancia a las sugerencias de que ellos querían conducir un país fuera del euro.

"No voy a detonar el sistema monetario europeo," dijo Matteo Salvini, jefe del partido de extrema derecha Liga Norte, durante un foro empresario a orillas del Lago Como en septiembre del año pasado. Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas, afirmó en el mismo evento que el llamado de su partido a un referéndum sobre la pertenencia de Italia en la moneda única era un "último recurso" para forzar una relajación de las normas fiscales de la Unión Europea.

El tema quedó dormido durante la campaña electoral porque ambos partidos siguieron evitando las posturas agresivas sobre la moneda única, porque sabían que podían asustar a los votantes.

Pero asomó la cabeza otra vez esta semana, en la que Cinco Estrellas y Liga sellaron un acuerdo para formar un gobierno populista en Roma. Un borrador del documento contiene una propuesta de "procedimientos técnicos específicos" que permitirían a los países abandonar la moneda única y recuperar "la soberanía monetaria".

Los dos partidos rechazaron ese borrador con el argumento de que es "viejo" y aseguraron que ya no cuestionan la permanencia del país en el euro.

"El espíritu debe ser volver a la situación anterior a Maastricht, donde los estados europeos se movían en base a intenciones genuinas de paz, hermandad, cooperación y solidaridad", declararon Cinco Estrellas y Liga.

Que esa Italia la tercera economía más grande de la eurozona, con deudas superiores a 130% del PBI y bancos abrumados por deudores incobrables pueda coquetear con una salida del euro era visto hace tiempo como uno de los mayores riesgos que podían surgir como resultado de la elección. Ahora parece que Salvini y Di Maio al menos han considerado abrazar más que eso.

Hasta ahora, los inversores se mantuvieron relativamente tranquilos ante la posibilidad de una alianza entre Cinco Estrellas y Liga. Pero eso podría cambiar si un gobierno populista en Roma iniciara un intento serio de implementar su visión de regresar a los días previos a Maastricht. El borrador que se filtró también propone pedir al Banco Central Europeo que "congele" o "cancele" una deuda por 250.000 millones de euros que mantiene Italia con la entidad desde fines de su programa de compra de bonos, otra propuesta altamente polémica.

Claudio Borghi, asesor económico de Liga, ayer dijo que los partidos simplemente están buscando un "cambio contable" para que la deuda emitida por países como Italia y otros de la eurozona, y adquirida por el BCE, no sea incluida en los cálculos de los ratios deuda/PBI. Sin embargo, se mantiene la percepción de que habría un giro hacia una postura más firme en cuanto al euro.

"Si bien los dos partidos eventualmente podrían suavizar las propuestas, el documento revela el verdadero alcance de su singularidad e inexperiencia", escribió Lorenzo Codogno, de LC Macro Advisors, consultora con sede en Londres. "La filtración es decisiva en la percepción externa de lo que puede significar un gobierno anti establishment".

El rendimiento de los bonos a 10 años de Italia subieron a 2,12%, 17 puntos básicos. Fue la mayor alza diaria en más de dos años y se debe a que los inversores se retiran de la deuda del país. Las acciones italianas cayeron 2,3%.

Todavía está lejos de quedar claro si Cinco Estrellas y Liga están preparados para avanzar hasta las últimas consecuencias y de hecho la fanfarronada sobre el euro quizás simplemente sea producto de un compromiso político en sus negociaciones que nunca se traducirá en política.

En los últimos días, Salvini estuvo tratando de empujar a Di Maio hacia una actitud más confrontativa con respecto a Bruselas en todos los temas desde la moneda única hasta las normas presupuestarias y la política migratoria. En las negociaciones de último momento antes de anunciar un acuerdo, Salvini quizás pudo lograr en Di Maio una postura más dura en cuanto al euro posiblemente a cambio de otras concesiones que mismo el líder de Cinco Estrellas no mantendrá.

Los cálculos políticos serán clave. Salvini se mostró tan hostil hacia el euro porque cree que su base de votantes lo ve como la causa de sus problemas económicos. Pero eso podría ser contraproducente si a ellos también les espanta la posibilidad concreta de una salida: las encuestas constantemente señalan que la mayoría de los italianos no quieren abandonar la moneda única ni la UE, pese al creciente descontento con Bruselas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar