Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

A pesar del apuro, Diputados no fijó aún cronograma para tratar la reforma

El proyecto, que circuló extraoficialmente, debería ingresar formalmente hoy. Cambiemos no definió fechas para el debate, a la espera del acuerdo con las provincias

A pesar del apuro, Diputados no fijó aún cronograma para tratar la reforma

Los diputados se enteraron ayer de la letra chica del proyecto de reforma tributaria extraoficialmente. Todos recibieron el documento que hizo circular el Ministerio de Hacienda, aunque hasta anoche el texto no había ingresado por la mesa de entradas de la Cámara. En Cambiemos esperan que ese paso formal se concrete hoy, aunque los tiempos del debate van a estar marcados desde afuera, por lo que pase en la negociación entre la Casa Rosada y los gobernadores. Por eso, y a pesar del apuro del Ejecutivo por avanzar con las reformas, todavía el Congreso ni siquiera fijó el cronograma para el debate en comisiones.

En principio, la intención del oficialismo es que la reforma se apruebe antes que el Presupuesto 2018, pues impactará en la recaudación. Sin embargo, esa aspiración aparece por estas horas como un desafío, ante el agitado panorama de reuniones de comisión, dictámenes y sesiones que se planteó Cambiemos para el último mes y medio del año, con bloques que aún después de la asunción de los legisladores electos seguirán necesitando de la colaboración opositora para sesionar y aprobar proyectos.

Esos tiempos empezarán a definirse después del jueves, cuando los gobernadores vuelvan a reunirse con el presidente Mauricio Macri (ver página 6), aunque el contexto de malestar creciente en la negociación por el pacto fiscal entre las provincias podría terminar empantanando el debate legislativo.

Y es que mientras gran parte de la oposición espera la señal de los mandatarios provinciales para posicionarse frente a la reforma, otro sector ya advierte por la pérdida de recursos de la Anses y el impacto negativo que tendrá en el haber jubilatorio el cambio en el cálculo de la movilidad. "Esta reforma es la que pidió el Fondo Monetario Internacional la última vez que vino, cuando básicamente dijo que el Estado tiene problemas financieros y que por eso hay que bajarles los pagos a los jubilados. Ese es uno de los centros nodales", advirtió ayer en declaraciones radiales Axel Kicillof, diputado por el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV).

En paralelo, el panorama inmediato para el Congreso es de actividad incesante. Solamente hoy, la Cámara de Diputados tratará en comisiones cinco proyectos de relevancia (además de otros con modificaciones no centrales a distintas leyes): el proyecto conocido como Compre Argentino, para alentar a las empresas a comprar bienes de fabricación nacional; la modificación al Banco de Alimentos, que hace una semana hizo caer la sesión en Diputados por un insulto de Elisa Carrió a algunos de sus colegas; los cambios en la Ley de Alquileres que ya aprobó el Senado y que sumarán modificaciones en la Cámara baja; y la penalización del acoso sexual callejero.

Cumplido ese cronograma, Diputados se prepara para volver a sesionar mañana desde las 18. El presidente de la Cámara, Emilio Monzó, convocó a los legisladores para retomar el cuarto intermedio que dispuso (sin votación del pleno, lo que puede traerle inconvenientes a Cambiemos) cuando la oposición abandonó el recinto la semana pasada tras el episodio que protagonizó Carrió. La intención del oficialismo es completar el temario previsto para aquella sesión, en la que quedaron sin tratar varios temas que ya estaban consensuados.

Mientras tanto, el Senado recibirá hoy a los tres candidatos a la Defensoría del Pueblo, cuestionados por varias ONGs; además de tratar un tema de fuerte repercusión: la modificación que propusieron Miguel Pichetto (PJ-FpV) y Federico Pinedo (PRO) a la Ley del Ministerio Público Fiscal.