Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

General Electric se reestructura y vende activos por u$s 20.000 millones

General Electric se reestructura y vende activos por u$s 20.000 millones

General Electric recortará su dividendo por segunda vez desde 1938 y venderá dos de sus divisiones más antiguas incluyendo lo que queda de su negocio de iluminación creado por Thomas Edison. Dichas medidas forman parte del esfuerzo que ha iniciado su nuevo CEO para revitalizar el ilustre conglomerado.

La reestructuración anunciada por John Flannery, que asumió el mando tras la salida de Jeff Immelt en agosto, viene acompañada de una fuerte reducción de las proyecciones de ganancias de la compañía, lo que provocó que las acciones cayeran 7,4%.

Frente a analistas durante una presentación en Nueva York, Flannery aseguró que quiere una GE "más chica, más simple", y agregó que su equipo gerencial está concentrado en "recuperar el oxígeno que brindan las ganancias y la generación de liquidez".

En comentarios dirigidos al staff de GE afirmó: "Éste es el momento para demostrar nuestra pasión, y nuestra furia y nuestra determinación, y nuestras agallas".

La apuesta de Flannery representa el segundo esfuerzo por darle nueva forma a GE en dos años y llega después de la decisión de Immelt en 2015 de vender la mayoría de sus operaciones de servicios financieros y de fortalecer el negocio industrial, incluyendo la adquisición por u$s 10.000 millones de operación de energía de la francesa Alstom, con la esperanza de mejorar la posición de liquidez de la compañía.

En cambio, sucedió lo contrario. Los flujos de caja de las operaciones industriales diminuyeron de cerca de u$s 11.600 millones en 2016 a un estimado de u$s 7000 millones este año, y se espera una recuperación a sólo u$s 9000/10.000 millones para el año próximo.

Como parte de la reestructuración, GE también planea hacer cambios en su directorio con menor cantidad de directores pero mejor capacitados y que éstos hagan un mayor seguimiento de las decisiones sobre en qué se asigna el capital, incluyendo adquisiciones.

GE planea vender cerca de una docena de firmas con activos totales por u$s 20.000 millones o más, de las cuales la mitad forman parte de lo que le queda de la división de iluminación y su centenaria unidad de locomotoras. Ambas son las operaciones más antiguas del grupo. La compañía entró en el negocio de los ferrocarriles poco después que iniciara y lanzara su primera locomotora diesel en 1918.

Flannery sugirió que también podría desprenderse de más del 62,5% de la subsidiaria de servicios petroleros Baker Hughes, que se fusionó con las operaciones de petróleo y gas de GE en un acuerdo sellado en julio.

El dividendo trimestral será reducido a la mitad a 12 centavos por acción, la cifra más baja desde 2010, año en que también fue recortado por primera vez en setenta años debido a la profunda crisis financiera.

Flannery aseguró que tiene "total conocimiento de la gravedad de esta decisión, y el efecto que tiene en mucha gente", pero insistió en que refleja "dónde estamos parados como compañía en estos momentos".