Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cuatro terremotos dejan más de 400 muertos en Asia y América

El peor de los sismos fue de 7,3 grados en la escala de Richter, en la frontera de Irán e Irak. México y Japón instalarán un medidor tectónico en el Pacífico mexicano

Cuatro terremotos dejan más de 400 muertos en Asia y América

Los cuatro terremotos registrados desde el domingo a la noche en El Salvador, Costa Rica, Japón y el más trágico en la frontera entre Irak e Irán en el que murieron 407 personas y hubo 6700 heridos "son eventos independientes y no están vinculados a cambios climáticos".

Así lo aseguraron especialistas del Departamento de Investigación del Instituto Nacional de Prevención Sísmica en la provincia argentina de San Juan y del Servicio Sismológico Nacional de México.

"No hay conexión entre los fenómenos climáticos o meteorológicos que son eventos atmosféricos. Los sismos son por el esfuerzo en las capas más externas del planeta, los fenómenos atmosféricos son independientes de estos cambios internos", indicó la geóloga Irene Pérez del Departamento de Investigación sanjuanino.

El domingo a la noche, un sismo de 7,3 grados en la escala de Richter devastó la provincia iraní de Kermanshah, en el oeste del país persa, y también impactó en el este de Irak.

También en la víspera del lunes, un sismo sacudió por cuatro minutos la costa del Pacífico central de Costa Rica, tras lo cual dos personas murieron infartadas en Jacó.

En el mar de Japón se registró un sismo de 6,1 grados, con epicentro en la principal isla del archipiélago donde está Tokio, sin víctimas o daños materiales.

Al sureste de El Salvador, frente a la costa de Usulután, también tembló la tierra sin que hubiera víctimas que lamentar, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Los sismos de Costa Rica y El Salvador "están en zonas cercanas al epicentro del ocurrido en México el 7 de septiembre pasado", dijo Pérez.

En el terremoto en la frontera entre Irán e Irak con más de 360 víctimas en el país persa, el epicentro fue en Azgale, a 11 kilómetros de profundidad. "Los inmuebles construidos recientemente se mantuvieron bien, pero las viejas casas de tierra quedaron totalmente destruidas", indicó el jefe de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite de la República Islámica. En la televisión se veían edificios de cinco pisos sin fachadas pero con estructuras, y vehículos aplastados por escombros.

El guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó al gobierno y a las fuerzas de seguridad movilizar "todos sus medios" para ayudar a la población. Las autoridades tenían el desafío de refugiar y alimentar a decenas de miles de personas obligadas a dormir en la fría intemperie por segunda noche. Al terremoto le siguieron unos 150 temblores, los más fuertes de ellos de hasta 4,7 grados en la escala de Richter.

En tanto, universidades de México y Japón anunciaron la instalación de un medidor tectónico en el Pacífico mexicano para analizar mejor los procesos tectónicos, mitigar desastres asociados y elaborar mapas de peligro.