Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bonos verdes, claves para desarrollar el sistema financiero emergente

El IIF analizó las oportunidades que se generan en las economías emergentes la creación de finanzas sustentables y se refirió al rol de la Argentina

Aunque la mayoría de los países emergentes ha comenzado a aprovechar las oportunidades que genera el segmento de las finanzas sustentables, la Argentina todavía se encuentra un poco rezagada en la materia.

Según un reporte del Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por sus siglas en inglés) los mercados emergentes están bien posicionados para ampliar sus "finanzas verdes", es decir aquellos negocios que incorporan criterios ambientales, sociales y de gobernanza al sistema financiero.

El organismo destacó el rol que la Argentina tendrá en la presidencia del G20 en el próximo año, donde se trabajará por centrarse en finanzas sostenibles. Pero advirtió también que los países emergentes encontrarán desafíos para poder seguir profundizando este enfoque en las finanzas, que a la larga pueden ayudar a los países subdesarrollados, ya que generalmente dependen de la intermediación bancaria. Como las finanzas verdes incluyen no sólo a los bonos, sino también a los préstamos verdes, los seguros y las garantías de securitización, este enfoque podría ayudar a aumentar la profundización de su sistema financiero.

El organismo, que nuclea a los bancos de inversión más importantes del mundo, destacó que en 2017 hubo un récord en emisión de bonos verdes, de los cuales un tercio provino de economías emergentes. A futuro, las perspectivas son promisiorias: según la Corporación Financiera Internacional (IFC) estima que en el plazo que va hasta 2030 se verán oportunidades de inversión en las economías emergentes que apunten a las finanzas verdes por u$s 23 billones.

Este año, la Argentina debutó en este mercado con emisiones de La Rioja en febrero y Jujuy en septiembre pasado, que totalizaron u$s 410 millones. Si bien estas incursiones entusiasmaron al mercado internacional, el país se encuentra muy por debajo de sus pares regionales respecto a las finanzas sustentables. Según el IIF, ocupa el último lugar en una lista de países encabezada por México, Colombia, Chile y Brasil. Este año América Latina ya emitió u$s 8 mil millones en títulos verdes, lo que llevó a duplicar el total de financiamiento sustentable con respecto al año pasado.

El organismo destacó también que distintos bancos centrales, como los de Brasil y México, están trabajando para incorporar factores ambientales en sus decisiones crediticias. También señaló que para abordar adecuadamente temas como el cambio climático y otros riesgos ambientales, así como para apoyar la construcción de infraestructura ecológica, las finanzas verdes deben salir del segundo plano dentro de las finanzas principales, especialmente en las economías emergentes.