Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Diputados define si avala los cambios a la ley para la Marina Mercante

Fueron consensuados y deben ser aprobados mañana en las comisiones, antes de llegar al recinto. Por las modificaciones, el tema deberá volver al Senado antes de ser ley

Diputados define si avala los cambios a la ley para la Marina Mercante

Tras sentar a todos los interesados a la mesa de negociaciones y conseguir la luz verde oficial, Cambiemos buscará que los proyectos de ley para apuntalar la industria naval y la marina mercante tengan mañana dictamen en un plenario de las comisiones de Intereses Marítimos, Presupuesto e Industria en la Cámara de Diputados.

La discusión se destrabó a partir de la convocatoria que hizo el Ministerio de Transporte la semana última a los representantes del oficialismo, la oposición, los gremios y la Cámara de Armadores, Buques y Barcazas.

En la nueva redacción del proyecto sobre la marina mercante quedaron afuera parte de los beneficios para la industria, originalmente previstos por veinte años. Ese era el punto principal de desacuerdo sobre el texto que impulsaban PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el Frente Renovador, el bloque Justicialista y los gremios; que para el Gobierno tenía un costo fiscal de $ 500 millones en el primer año de aplicación y $ 1000 millones el segundo. Otros beneficios fiscales para el sector podrían ser parte de la reforma tributaria, según prometió en la mesa de negociaciones el Ejecutivo.

Las iniciativas ya habían sido aprobadas por el Senado, que deberá volver a tratarlas si los cambios quedan plasmados en Diputados.

Los beneficios tributarios que establecía el proyecto original sin plazo definido, ahora durarán diez años. Y ya no habrá en la ley deducciones de IVA por el pago de contribuciones patronales ni de Ganancias por los montos invertidos.

En cambio, los Armadores ten

drán el beneficio que el Gobierno está contemplando en la reforma laboral para el resto de los sectores productivos: las contribuciones patronales obligatorias sólo operarán sobre los primeros diez mil pesos brutos del salario.

Tampoco habrá un régimen de amortización de inversiones, como preveía el proyecto original, ni la exención del impuesto a los combustibles para los buques alcanzados por la ley. En cambio, la nueva redacción contempla un subsidio operativo durante 36 meses equivalente al 50% del impuesto a los combustibles efectivamente consumidos por cada embarcación. También fue eliminada del texto la exención del Impuesto a las Ganancias para algunos ítems del salario de los trabajadores, como las horas extras.

El plazo de siete años propuesto por el Senado para que la importación de buques no pague impuestos quedó reducido en el nuevo texto a cuatro años, aunque el Ejecutivo tendrá opción de extenderlo por dos años más. Hubo además modificaciones al régimen jurídico de la hipoteca naval que no habían sido incluidas en el proyecto del Senado.

En tanto, entre los cambios que sufrió el proyecto sobre la industria naval se destaca la especificación de que el Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional que deberá ser creado por el Ejecutivo no podrá tener menos de $ 1500 millones por año, actualizados por inflación.