Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Algunas particularidades de la regulación de las vacaciones

Algunas particularidades de la regulación de las vacaciones

El período de descanso anual que se denomina vacaciones, tiene una regulación legal específica en la ley de contrato de trabajo (LCT), en algunos estatutos y encuentra también una regulación normativa particular en algunos convenios colectivos. También serán aplicables las normas contractuales, en tanto mejoren los derechos del trabajador conferidos por las normas provenientes de otras fuentes jurídicas, por ejemplo, si el contrato entre las partes individuales estableciera un mayor plazo de vacaciones para el trabajador que el dispuesto por la norma legal o convencional aplicable.

El criterio general para determinar la norma aplicable, en caso de duda generada por la concurrencia de normas provenientes de fuentes diversas, ha sido establecido por la ley, que dispone que "En caso de duda sobre la aplicación de normas legales o convencionales prevalecerá la más conglobamiento por instituciones. La doctrina ha evocado la adopción del criterio por la ley de convenciones colectivas (Ley 14250, t.o. 2004, artículo favorable al trabajador, considerándose la norma o conjuntos de normas que rija cada una de las instituciones del derecho del trabajo" (LCT, artículo 9, primera parte) criterio que se conoce como 7°) precisando que el objeto de la comparación "no lo constituye cada cláusula sino el conjunto de cláusulas que se refieren a una misma institución, como por ejemplo, el régimen de enfermedad, de vacaciones, de despido, etc." (Deveali, Mario L."La pluralidad de fuentes y el principio de la norma más favorable para el trabajador", D.T. 1962, p. 65) Este jurista agrega que "Cada institución del derecho del trabajo tiene un régimen unitario. De ahí, la imposibilidad de aplicarlo parcialmente" (óp. cit, p. 72)

1. Determinación del plazo de licencia

La ley establece el plazo de la licencia anual en función de la antigüedad del trabajador. Para su cómputo, se debe tener en cuenta la antigüedad que tendría el trabajador al 31 de diciembre del año al que correspondan las vacaciones. Esta regla se aplica aunque las vacaciones se otorguen antes de la fecha indicada (LCT, artículo 150, párrafo final) Así, al trabajador que cumpla cinco años de antigüedad antes del 31/12, por ejemplo el 15/12, le corresponderán 21 días de vacaciones pues su antigüedad al 31/12 será superior a cinco años, aunque la licencia le sea concedida para su goce en el mes de octubre del año al que corresponde aquélla.

 

Si bien la ley no requiere una antigüedad mínima para el goce de la licencia, a efectos de la adquisición del derecho al plazo completo, la norma requiere que el trabajador haya prestado servicios durante la mitad, como mínimo, de los días hábiles comprendidos en el año calendario o aniversario respectivo Se computarán como hábiles los días feriados en que el trabajador debiera normalmente prestar servicios (LCT, artículo 151) La ley también dispone que se computarán como trabajados, los días en que el trabajador no haya prestado servicios por gozar de una licencia legal o convencional, o por haber estado afectado por un accidente de trabajo o por una enfermedad inculpable, o por otras causas no imputables al trabajador (LCT, artículo 152) No son computables como trabajados los días comprendidos en la situación de excedencia, por la que puede optar la mujer a continuación de su licencia por maternidad, pues aquella no se computa como tiempo de servicio, ni las ausencias injustificadas o la suspensión por razones disciplinarias. Cuando el trabajador no alcanzare el tiempo mínimo de trabajo que da derecho al goce de la totalidad del plazo de las vacaciones, la ley dispone que gozará de un período de descanso anual, en proporción de un día de descanso por cada veinte días de trabajo efectivo (LCT, artículo 153)

2. Goce continuado

La ley establece el aumento progresivo de la licencia por vacaciones cuando el trabajador supera ciertos tramos de antigüedad (LCT, artículo 150) El goce se computa en días corridos, por lo que abarca también a días inhábiles o feriados. Sin embargo, el Convenio de la OIT sobre vacaciones pagadas, 1936, ratificado por la República Argentina, establece que no se computan a efectos de las vacaciones pagadas los días feriados oficiales (artículo 3ro del Convenio citado)

 

La norma legal no admite el fraccionamiento de la licencia, pues dispone que el trabajador gozará un período continuado de descanso anual. Solamente permite acumular a un período de vacaciones la tercera parte de un período inmediatamente anterior que no se hubiera gozado en toda su extensión. La acumulación y reducción de la licencia de un período, debe ser convenida entre trabajador y empleador (LCT, artículos 150 y 164)

3. Período de otorgamiento

La ley dispone que el empleador debe conceder las vacaciones de cada año dentro del período comprendido entre el 1°de octubre y el 30 de abril del año siguiente. La comunicación de la fecha de inicio de la licencia deberá efectuarse por escrito, con una anticipación no menor de 45 días, sin perjuicio de que los convenios colectivos puedan instituir sistemas distintos acordes con las modalidades de cada actividad. La norma prevé la posibilidad del otorgamiento de las vacaciones en un período distinto al establecido, si el empleador fuera autorizado por una resolución fundada de la autoridad de aplicación, cuando así lo requiera la característica especial de la actividad (LCT, artículo 154) También la ley determina que cuando las vacaciones no sean otorgadas simultáneamente a todos los trabajadores ocupados en el establecimiento, lugar de trabajo, sección o sector en el que se desempeñen, y ellas se otorguen individualmente o por grupo, el empleador deberá concederlas a cada trabajador para que le corresponda el goce de la licencia por lo menos en una temporada de verano cada tres períodos (LCT, artículo 154) Excepcionalmente, las vacaciones pueden ser gozadas fuera del plazo legal, pues el trabajador puede solicitar al empleador el goce de las vacaciones acumuladas a la licencia especial por matrimonio (LCT, artículo 164) Igualmente si el trabajador no pudo gozar de las vacaciones por razones de enfermedad o por haber estado una trabajadora con licencia por maternidad y situación de excedencia posterior, es admisible que el goce de la licencia se realice cuando esté en condiciones de hacerlo, aunque fuera en período distinto al legal. Por otra parte, si el empleador no hubiera comunicado al trabajador la fecha de inicio de las vacaciones y estuviera vencido el plazo para hacerlo, el trabajador deberá tomarlas previa notificación fehaciente a aquél, de modo que la licencia concluya antes del 31 de mayo (LCT, artículo 157)

4. Pequeña Empresa

La Ley 24467 establece en su título III, Sección IV, bajo la leyenda "Disponibilidad colectiva", que los convenios colectivos de trabajo referidos a la pequeña empresa podrán modificar en cualquier sentido las formalidades, requisitos, aviso y oportunidad de goce de la licencia anual ordinaria, pero preserva de la disponibilidad convencional la concesión de vacaciones en temporada de verano que establece la ley de contrato de trabajo, cuando la licencia no es otorgada en forma simultánea a los trabajadores, sino que se concede individualmente o por grupo (Ley citada, artículo 90) Así, la norma permite que el convenio colectivo para la pequeña empresa fije otro período de goce distinto del determinado en la LCT.

 

El Decreto reglamentario 146/99, al reglamentar el artículo 90 de la Ley 24467, admite la posibilidad de pactar en el convenio colectivo para la pequeña empresa, el fraccionamiento de la licencia anual ordinaria, en cuyo caso, cada uno de los períodos en que sea fraccionada, deberá tener una duración de seis días laborables continuos (artículo 2° del Decreto citado).

5. Convenios colectivos de trabajo

Los datos siguientes se refieren a convenios de actividad. Se aclara que las menciones son ejemplificativas y no exhaustivas.

 

1) Período de otorgamiento. Algunos convenios contemplan la posibilidad de otorgar las vacaciones fuera del período legal (CCT 440/2006 de empleados de agencias de informes, art. 16; CCT 152/91 de aguas gaseosas (rama bebida) art. 30; CCT 389/04 para la actividad hotelera - gastronómica, artículo 12; CCT 748/2017 de trabajadores de barracas de lana, art. 14; CCT 652/2012, para trabajadores de la industria del calzado, art. 45)

En algunos CCT se establece que la homologación del convenio suple la resolución fundada de la autoridad de aplicación que autorice el otorgamiento fuera del período legal (CCT 152/91, artículo 29, CCT 748/2017, art. 14) En algunas resoluciones homologatorias de los convenios se deja asentado en los considerandos que la homologación no exime a las partes de solicitar previamente la autorización administrativa ante la autoridad laboral (Resolución ST 666/2017 que homologa el CCT 748/2017; Resolución ST 1183/2012 que homologa el CCT 652/2012) A veces, con mayor propiedad, la salvedad se deja asentada en la parte dispositiva de la resolución homologatoria (Resolución ST 263/2004 que homologa el CCT 389/2004, Resolución ST 937/2006 que homologa el CCT 479/2006)

2) Fraccionamiento. Algunos convenios establecen la posibilidad de fraccionar las vacaciones por pedido del empleado (CCT 660/2013 para empleados de la construcción, art. 9), o cuando exista acuerdo entre el empleado y el empleador (CCT 440/2006) o con la conformidad del trabajador (CCT 294/1997 artículo 16, para trabajadores de la rama de fabricantes de artefactos sanitarios de cerámica), o por disposición del empleador (CCT 695/2014, art. 47, en cuyo caso, al menos un período de 14 días hábiles debe ser otorgado durante la época estival)

Se fijan requisitos para el fraccionamiento (por ejemplo, que el período mínimo de goce sea de una semana, o que para sea posible el fraccionamiento, la duración mínima de la licencia anual debe ser de 21 días, en cuyo caso podrá ser gozada en dos períodos, uno de ellos de 14 días corridos como mínimo, deberá ser gozado en temporada de verano (CCT 244/94, de trabajadores de la industria de la alimentación, art. 50)

3) Feriados comprendidos en las vacaciones. En algunos convenios se adicionan a aquellas tantos días como días feriados nacionales queden comprendidos en el mismo (CCT 152/91, de aguas gaseosas, artículo 30) Otro dispone que además del pago por los días corridos de vacaciones se abonará el día feriado nacional (CCT 150/75 para trabajadores de la industria ceramista, art. 15)

4) Superposición de las vacaciones con acontecimientos que generen derecho a licencias especiales. En algunos convenios se establece que esos acontecimientos ocurridos durante las vacaciones, suspenden el cómputo de éstas (CCT 748/2017, art. 14)

5) Plazo de la notificación del período vacacional al trabajador. Algunos convenios amplían la antelación fijada en la ley que es de 45 días antes del inicio de las vacaciones (LCT, artículo 154) Por ejemplo, el CCT 130/75 para empleados de comercio lo fija en 60 días (artículo 74) Igual anticipación requieren el CCT 688/2014 para trabajadores de centros de servicios de contactos para terceros (call center) aplicable en la ciudad de Córdoba, el CCT 231/75 para obreros de comercios de gomerías.

6) Fijación del plazo en días hábiles (CCT 695/2014 para trabajadores de cementerios, art. 47) o convenios que disponen que para el cómputo de las vacaciones no se tendrán en cuenta los días francos semanales comprendidos en el plazo de la licencia. Esos días se suman a los de vacaciones que correspondan (CCT 484/2007 para operadores cinematográficos de la Pcia. de Buenos Aires, art. 18; CCT 395/1975 para operadores, acomodadores y boleteros de Mar del Plata, art. 12)

7) Vacaciones reducidas. Fijación de pautas para el otorgamiento de vacaciones cuando el trabajador no alcanzare a prestar servicios la mitad de los días hábiles del año calendario o aniversario respectivo (CCT 76/75 para trabajadores de la construcción, art. 21, que a mayor antigüedad del trabajador requiere menos días de trabajo para el otorgamiento de un día de vacaciones).

6. Personal de casas particulares

El Régimen de trabajo para personal de casas particulares, regulado por la Ley 26844 (B.O.12/04/13) establece que las vacaciones se otorgarán entre el 1°de noviembre y el 30 de marzo de cada año. La comunicación a la empleada/o debe ser efectuada, de modo que la licencia concluya antes del 31 de mayo (artículo 33) con 20 días de anticipación. La licencia se puede fraccionar a pedido de la empleada para su goce en otras épocas del año, siempre que se garantice un período continuo de licencia no inferior a dos tercios de la que le corresponda según su antigüedad (art. 31 de la ley citada) Si vencido el plazo para efectuar la comunicación de la fecha de inicio de las vacaciones, el empleador no la hubiera practicado, el personal podrá utilizar el derecho previa notificación al empleador.

7. Conclusión

Los convenios colectivos de actividad fijan modalidades para la oportunidad del goce de las vacaciones, para su cómputo o para el fraccionamiento de las mismas, entre otros aspectos, que serán aplicadas en las relaciones laborales, pero se observa que algunos de ellos, sin que se trate de convenios colectivos de trabajo para la pequeña empresa, para los que el ámbito de la disponibilidad colectiva ha sido ampliado, adoptan soluciones menos favorables para el trabajador que las establecidas por la ley (por ejemplo, al autorizar el fraccionamiento sin la concesión de algún derecho superador del marco legal en la regulación de la institución de las vacaciones) Si esos casos ocasionaran algún conflicto jurídico, los tribunales deberían aplica la solución legal de la elección de la norma favorable, establecida para el supuesto de concurrencia de normas legales y convencionales (artículo 9, párrafo primero de la LCT).

 

 

(*) El Dr. Enrique Caviglia es Abogado, asesor en temas laborales e integrante del Dpto. Técnico Legal Laboral de ARIZMENDI.