Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La justicia española ordenó a la policía impedir cualquier actividad que posibilite el referéndum de Cataluña

La fiscalía superior de Cataluña reunió a todos los cuerpos policiales que operan en esta región española para ordenar que impidan el referéndum de autodeterminación convocado por el gobierno independentista regional.

Las cúpulas de la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos dEsquadra, el cuerpo regional dependiente del ejecutivo catalán recibieron de parte de la fiscalía las instrucciones para impedir el comicio programado el 1 de octubre.

Se pidió a "todas las unidades de policía" que actúen contra autoridades, funcionarios o particulares "a fin de evitar la consumación de los delitos".

Entre estas medidas, especifica la requisa de "urnas, sobres electorales, manuales de instrucciones para los miembros de las mesas electorales, impresos electorales, propaganda electoral, elementos informáticos, así como cualquier otro material de difusión, promoción o ejecución del referéndum ilegal".

El gobierno regional presidido por el independentista Carles Puigdemont convocó a un referéndum de autodeterminación y pretende seguir con su plan a pesar de la prohibición del Tribunal Constitucional y el rechazo del ejecutivo central de Mariano Rajoy.

La fiscalía también pidió el cierre de la web informativa del referéndum y requirió a los directores de medios de comunicación no difundir publicidad institucional.

Puigdemont pidió en una entrevista en la radio Rac1 que dejen "tranquilos" a los Mossos dEsquadra porque "tienen como función principal garantizar la seguridad de la gente y su prioridad es esa. La policía no tiene que hacer política".