Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Corea del Norte sortea las sanciones con una oscura red de comercio

Una serie de buques oxidados y compañías fantasma mantienen los flujos de mercaderías pese a las restricciones impuestas a la actividad comercial

Corea del Norte sortea las sanciones con una oscura red de comercio

Por ser una compañía de Hong Kong que maneja una flota chica de barcos, Union Link International iza un exótica serie de banderas, desde la de China y Tanzania hasta de naciones de islas de Pacífico como Niue y Palau.

Pero hay una que se destaca: una estrella roja de cinco puntas sobre anchas rayas horizontales rojas y azul oscuro. Es la bandera nacional de Corea del Norte y el buque que la ha izado, el Dolphin 26, es sólo uno de una vasta red que ayuda a que Pyongyang sobreviva a las sanciones internacionales impuestas como respuesta a su programa de armas nucleares.

El Consejo de Seguridad de la ONU el lunes fijó otra serie de duras sanciones contra Corea del Norte y reiteró un acuerdo para identificar e inspeccionar los buques sospechados de transportar mercaderías prohibidas desde el país.

Sin embargo, la opacidad de la red de barcos, personas y empresas que perpetúan esos flujos comerciales indica que la comunidad internacional tendrá que sortear un enorme obstáculo para lograr que sus restricciones se cumplan.

Cientos de los buques implicados pertenecen y son operados por compañías con sede en Hong Kong, donde no es ilegal hacer negocios con Corea del Norte. Algunas de las compañías son manejadas por norcoreanos, según muestran los registros corporativos, si bien la mayoría está respaldada por ciudadanos chinos.

"Estas redes deben ser importantes para Corea del Norte porque la economía norcoreana puede hacer algo que no logró hacer ninguna economía soviética, y es estabilizar la balanza de comercio y la moneda," explicó Nicholas Eberstadt del American Enterprise Institute, un think tank conservador.

El grupo de investigaciones con sede en Washington C4ADS detalló las características de las redes de buques que son importantes para Corea del Norte. De una muestra de 248 compañías que identifica como administradoras de negocios conectados con Corea del Norte, 160 están registradas en Hong Kong.

Un informe de C4ADS notó que las compañías aplican "una serie de estrategias para ocultar al propietario, entre ellas usar banderas de conveniencia para los barcos, establecer empresas fantasma para registrar sus tenencias... y usar múltiples capas de intermediarios para la conducción de la compañía".

El casco oxidado del Dolphin 26 tuvo mejores días. Sus cubiertas estaban tan corroídas que llamaron la atención de los inspectores en febrero, según un informe disciplinario de un puerto chino. El buque fue identificado por última vez a mediados de mayo en el puerto de Tianjin al norte de China, según un servicio de seguimiento de barcos MarineTraffic.

No hay evidencias que sugieran que fue usado para violar leyes. Pero comparte muchas de las características de los barcos que sí han incumplido normas.

El Dolphin 26 cambió de propietario y operador seis veces y de nombre en tres oportunidades en los últimos ocho años, mientras que su bandera cambió cuatro veces en cinco años, según la base de datos marinos Equasis.

Según los expertos, al cambiar banderas y de propietario entre empresas fantasmas, es mucho más difícil identificar los patrones y seguir las actividades de las personas que están detrás de las navieras. Muchas de las compañías comparten domicilios en Hong Kong y le pagan a otras firmas para que las representen; se trata de una estructura muy común en compañías fantasma que no tienen activos en el territorio.

Los otros buques operados por Union Link muestran patrones similares. El Oriental Lady cambió de bandera seis veces desde 2003. El Zhi Hui usó una bandera norcoreana cuatro veces desde 2006.

"Si pensamos en el tiempo, la energía y el dinero que dedican estas empresas a esconder su verdadera identidad, hay que creer que ésto es importante", señaló William Newcomb, ex subcoordinador del North Korea Working Group del departamento de Estado de Estados Unidos durante la presidencia de George W Bush.

Xie Qun, propietaria de Union Link, según los registros, contó que dejó el "estresante trabajo" de conducir la firma naviera para poder ocuparse de su hijo y sus padres ancianos.

Hablando en un McDonalds en Dalian, comentó que cortó lazos con el último cliente norcoreano en febrero, cuando la ONU estaba por aprobar nuevas sanciones, y asegura que nunca ayudó a empresas norcoreanas a violar la ley.

Xie notó que muchas navieras chicas estaban registradas con su nombre en Hong Kong, una estrategia apuntada a dispersar el riesgo si un barco queda implicado en una disputa, los otros buques y compañías no se verían afectados.

"Es una práctica común en la industria inscribir muchas compañías", contó agregando que sus pares del sector le dijeron que lo haga en Hong Kong, donde las empresas pueden registrarse sin tener domicilio o activos en el territorio.

La Oficina de Desarrollo Económico y Comercio del territorio chino señaló que conoce los informes del Panel de Expertos norteamericano que acusan a compañías de facilitar el comercio ilícito con Corea del Norte y que está "investigando casos que involucran a compañías inscriptas en Hong Kong".

Los reguladores y grupos de investigación estadounidenses están sobre varias compañías chinas grandes, muchas con sede en Dandong sobre la frontera con Corea del Norte, que según creen están ayudando con el programa de armas.

A fines de junio, el departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó al Banco de Dandong de financiar actividades relacionadas con la proliferación de armas de destrucción masiva. En septiembre del año pasado, el departamento de Justicia acusó a Dandong Hongxiang Industrial Development de conspirar para evadir sanciones norteamericanas y violar las normas de proliferación nuclear.

Ante el Congreso estadounidense Marshall Billingslea, un alto funcionario del Tesoro, deslizó que "estamos comprendiendo cada vez más las redes de transporte marítimo en Corea del Norte y vamos a dar a conocer cuáles son las personas y compañías que están brindado servicios como seguro y mantenimiento a los buques norcoreanos". .