Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En los bancos advierten que la tasa de pases perdió terreno ante las Lebac

En las entidades no esperan sorpresas en la decisión de esta tarde y explican que la tasa de Lebac en el mercado secundario volvió a ser la principal referencia de la política monetaria

Efecto monetario de los pases

Efecto monetario de los pases

Hoy, el Banco Central (BCRA) comunicará su tasa de política monetaria correspondiente al centro del corredor de pases y en las mesas de operaciones esperan que la mantenga sin cambios, en 26,25%, donde se mantiene desde abril. Advierten que la tasa de pases se desdibujó en el último tiempo, después de las intervenciones en el mercado secundario de Lebac por parte del organismo que conduce Federico Sturzenegger. "La verdad es que la tasa de pases se transformó en una rutina ya que, en la práctica, el BCRA da señales de tasa en el mercado secundario de Lebac", argumentaron en un banco.

Si bien en las entidades confían en que la tasa no se moverá, las opiniones están divididas entre los preferirían ver una señal a la baja y quienes afirman que habría espacio para una nueva suba. Desde la mesa de BST, por ejemplo, señalaron: "Nos gustaría que diera una señal descendente, con un recorte mínimo quizá de 25 puntos básicos pero que muestre que hasta acá llegó la tasa y que el BCRA está más tranquilo con respecto a la inflación. Sin embargo, es evidente que ellos tienen datos a los que nosotros no podemos acceder y a partir de los cuales dejarían la tasa en 26,25%".

Por el contrario, en otro banco sostuvieron: "El último REM mostró una suba de las expectativas de inflación para los próximos 12 meses y señaló que el objetivo de inflación de 1% mensual para el último trimestre del año todavía está lejos. Desde ese punto de vista, no solo no podría bajar la tasa de referencia sino que hasta debería subirla. Los ajustes tarifarios se postergaron hasta después de las elecciones, por lo que noviembre y diciembre van a ser meses complicados en cuanto a precios".

En la misma mesa agregaron: "Si no hubiera ningún tema político, quizá hasta deberían subir la tasa. Hoy, el BCRA está haciendo ese trabajo sucio con las Lebac, que volvieron a ser la herramienta de la política monetaria. Sin embargo, tampoco tiene mucho margen para seguir subiendo sus rendimientos en el mercado secundario porque de lo contrario a los bancos les empezará a convenir pedirle plata prestada al BCRA y colocarla en Lebac".

La cuestión de los altos rendimientos de las Lebac no es menor con tasas que ayer estuvieron entre 27% y 27,5% y se ve en el creciente stock de Lebac, que ya pasó el billón de pesos, y el desarme de posiciones en pases, que luego de alcanzar el máximo de $ 200.000 millones en marzo están en poco más $ 30.000 millones. Como consecuencia, los pases no han logrado aspirar pesos y, por el contrario, tuvieron un efecto expansivo total de $ 12.153 millones en los primeros ocho meses del año.

En ese sentido, Gustavo Yana, analista de research de Banco Mariva, indicó: "La tasa del centro del corredor de pases es relevante porque muestra cómo está viendo el BCRA el desempeño de la inflación. De todos modos, perdió protagonismo con respecto a la Lebac y el stock de pases está en mínimos. Eso es consecuencia de que las tasas entre los pases pasivos y las Lebac están desarbitradas. De alguna forma, el propio BCRA lo reconoció en su último comunicado, al decir que utilizará las letras para controlar los niveles de liquidez".