Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La debilidad del dólar se profundiza y juega a favor de los emergentes

Ahora se especula que una nueva suba de tasas de la Fed quedaría para marzo de 2018, lo que implica buenas noticias para los bonos de emergentes. Potencia la debilidad del dólar y amplía el proceso de apreciación de las monedas emergentes que arrancó en 2016

La debilidad del dólar se profundiza y juega a favor de los emergentes

El dólar está desinflado. El llamado Dollar Index en mínimos de dos años (91 puntos), un indicador que mide el desempeño de la divisa contra una canasta de monedas, se encuentra de hecho en valores registrados en 2015. El hecho de que el dólar esté atravesando una fase correctiva implica a la vez que el resto de las monedas se encuentren dentro de un escenario de apreciación.

Tal es así que el euro ha logrado una suba del 12% desde los mínimos de fines de 2016 en 1,045 dólares hasta los valores actuales de 1,206 dólares. En la misma línea, el yen japonés y el franco suizo acumulan una apreciación del 9% y 7,8% desde los máximos de diciembre de 2016.

Ahora bien, si se toma en consideración a los mercados de emergentes, vemos que la apreciación ha sido más que significativa, un proceso que se inició en realidad a comienzos de 2016. En ese período, las monedas emergentes han logrado recuperarse 19,7% lo que implica que el mercado ha desarmado posiciones en dólar para pasarse a moneda local. El índice de monedas emergentes refleja la evolución de las monedas de Brasil, Chile, México, Hungría, Polonia, Turquía, Sudáfrica, China, India y Corea del Sur.

A nivel regional, nos encontramos frente a un proceso de importante apreciación de las monedas de nuestros vecinos como el caso de Brasil, que acumula una suba del real del orden del 35%. El dólar tocó un máximo en 4,17 reales en el último trimestre de 2015 y actualmente cotiza a 3,08 reales.

El dólar Index está cerca de su piso en mucho tiempo
El dólar Index está cerca de su piso en mucho tiempo

Un proceso similar tuvo el peso chileno que en enero de 2016 el dólar alcanzó 731 pesos y cayó hasta los 613 pesos actuales, apreciándose un 16%. El peso mexicano ha sido quizá la sorpresa ya que en la misma semana en que asumió Donald Trump, el dólar dejó de subir y el tipo de cambio inició uno de los procesos de apreciación más importantes de los últimos 10 años, con una suba de cerca de 22% desde 22,50 pesos por dólar hasta 17,70 pesos.

"El dólar está en problemas", señalan en una nota reciente a sus clientes los analistas de Deutsche Bank y sus argumentos surgen en parte debido a un par de cambios clave que son negativos para el dólar. El primer cambio es que el mercado todavía no está fijando precios de alzas adicionales de la Fed. A su vez, el hecho de que la inflación en EE.UU. y malos datos económicos conocidos en las últimas semanas postergaron las especulaciones de una nueva suba de tasas de la Fed para marzo de 2018, lo que implica buenas noticias para los bonos de emergentes tanto en dólares como en moneda local.

En las últimas semanas se ha conocido que importantes fondos de inversión han recomendado a sus clientes invertir en bonos de emergentes en moneda local. El índice de bonos emergentes en moneda local alcanza una suba del 27,5% desde comienzo de 2016 a la fecha, acompañando el mismo proceso de apreciación de las monedas emergentes. Los índices de bonos en dólares de emergentes suben un 6,5% en el 2017 mientras que las acciones avanzan un 29% en lo que va del año.

Aproximadamente u$s 6000 millones de bonos soberanos en los mercados desarrollados negocian con rendimientos negativos en los vencimientos a 10 años, y más del 50% de todos los rendimientos de la deuda pública a menos del 1%. Por el contrario, los bonos de emergentes ofrecen rendimientos de alrededor del 6%, por lo que es una opción que vale la pena considerar. Los niveles de deuda de países de emergentes son bajos en comparación con los países desarrollados, con una relación deuda-PIB del 40% frente al 100%.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Edgardo Bianco
Edgardo Bianco 12/09/2017 08:43:18

..un análisis demasiado lineal y "del momento" Muy a menudo "amigo" Yosovitch, hay que mirar, "para atrás y para adelante", nadie puede hacer futurología precisa, pero cono solo mirar un poco nuestra historia reciente es mas previsible.

Edgardo Bianco
Edgardo Bianco 12/09/2017 08:37:25

Modestamente, 1ro, no sumos un país "emergente" tenemos economía "fronteriza" aún. 2do. ¿una alza de tasas internacionales beneficia a este país?, tenemos una enorme deuda pública, a tasas que son "siderales"..