Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Banco Central chino flexibiliza normas ante fortaleza del yuan

El yuan viene repuntando fuerte

El yuan viene repuntando fuerte

El banco central de China eliminó ayer dos normas que fueron aplicadas para respaldar al yuan cuando estaba bajo una fuerte presión de venta, sugiriendo que Pekín ansía terminar con las apuestas en un solo sentido del yuan, a medida que las salidas de capitales se frenan y las exportaciones se resienten.

La decisión llega en momentos de un fuerte repunte del yuan este año, para alcanzar niveles cercanos al máximo en dos años contra el dólar la semana pasada, dando a las autoridades confianza para relajar su control sobre una divisa que sufrió un duro revés en 2016, causando temor por la estabilidad económica.

Mientras la economía china avanza a un ritmo sólido y aleja las preocupaciones sobre una desaceleración profunda, el banco central probablemente impulse un tipo de cambio del yuan más neutral, con el potencial de una mayor volatilidad de dos vías, dijeron analistas tras el cambio en la normativa.

"El banco central parece transmitir la idea de que China realiza un proceso dinámico de toma de decisiones", escribieron en un informe los analistas de Commerzbank, Hao Zhou y Lutz Karpowitz.

"Contra este contexto, las políticas de control de capitales podrían aliviarse algo si no hay turbulencias de mercados indeseables tras la eliminación de los requisitos de reservas".

El Banco Popular de China (BPC) eliminó los requisitos de reserva de las instituciones financieras para la fijación de posiciones de futuros del yuan, dijo el organismo en comentarios enviados por correo electrónico a Reuters ayer.