Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La administración estadounidense da el puntapié inicial a la renegociación del Nafta

El representante de Comercio se negó a decir si todavía existe la opción de que EE.UU. se retire del Nafta, tal como amenazó el presidente al asumir el cargo

La administración estadounidense da el puntapié inicial a la renegociación del Nafta

Donald Trump dio inicio a las renegociaciones del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) con Canadá y México ayer cuando su administración notificó al Congreso que tiene planeado comenzar con las conversaciones formales en agosto.

Mediante una carta dirigida a los líderes parlamentarios enviada por Robert Lighthizer, el nuevo representante de Comercio de Estados Unidos, dio aviso al Congreso con los 90 días de anticipación obligatorios.

La notificación llegó apenas tres semanas después de que Trump abruptamente dio marcha atrás con el plan de retirar a Estados Unidos de un acuerdo comercial que lleva 23 años vigente y que hoy sostiene las cadenas de abastecimiento norteamericanas de una infinidad de compañías multinacionales.

Lighthizer señaló que Norteamérica esperaba redondear las negociaciones a fines de este año. Pero también señaló que Washington tiene intenciones de mantener una postura firme en las conversaciones con Canadá y México y que buscará cambios esenciales en la relación.

"Creo que el liderazgo del presidente en el área de comercio revertirá la peligrosa trayectoria que mantenía el comercio norteamericano" dijo Lighthizer a los periodistas. "Estamos acá hoy para cambiar esa trayectoria," agregó.
 

Trump dijo que el Nafta era un "desastre" y afirmó que ese acuerdo y China habían provocado el vaciamiento del sector industrial estadounidense. Ganó las elecciones presidenciales el año pasado con un mensaje económico anticomercio armado para atraer a los estados del "cinturón oxidado" como Ohio y Michigan, donde muchos obreros votantes culpan al Nafta y al comercio por sus males económicos.

Los esfuerzos por cumplir con la promesa presidencial de renegociar el Nafta se demoraron debido a que se atrasó la confirmación de Lighthizer en el puesto, pero finalmente juró recién el lunes.
 

Lighthizer se negó a afirmar si todavía existe la opción de que EE.UU. se retire del Nafta, si bien el presidente aseguró que si el país no obtiene lo que quiere en la renegociación abandonará el pacto comercial.

En su carta, Lighthizer asevera que la meta de EE.UU. ahora es la "modernización" del Nafta, refiriéndose a la necesidad de abordar temas como el comercio digital y actualizar normas sobre la propiedad intelectual y el comercio de servicios. También señala que el Nafta debe incluir nuevas regulaciones laborales y ambientales, además de abordar temas como la conducta de las empresas estatales.

Todos esos temas estaban incluidos en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) que la administración Obama cerró con Japón y otras 10 economías de la costa del Pacífico incluyendo Canadá y México. Trump usó su primer día como presidente para retirar a Estados Unidos del TPP. Pero los funcionarios de todas las partes aseguraron que las conversaciones brindarán una base sólida para un nueva ronda de negociaciones del Nafta.

Tanto Canadá como México aseguraron que están listos para actualizar el acuerdo de libre comercio, que entró en vigencia en 1994, y sus funcionarios circularon por Washington en los últimos meses anticipándose a las negociaciones.

El ministro de Economía de México le dio la bienvenida a la notificación y confirmó su "voluntad de modernizar el Nafta para enfrentar los desafíos del S.XXI". Ildefonso Guajardo dijo a principios de esta semana que esperaba conversar con Lighthizer durante la reunión del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC) en Vietnam.
 

Chrystia Freeland, ministra de Asuntos Externos de Canadá, dijo al parlamento en Ottawa el miércoles: "Lo que dijo Canadá desde el día uno es que estamos dispuestos a sentarnos a conversar en cualquier momento."
Ambos países también están tratando de resolver los temas comerciales espinosos con la nueva administración norteamericana para no contaminar las negociaciones.