Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja cayó 3,2% tras la fuerte devaluación de la moneda brasileña

La debilidad que mostró la moneda brasileña, en medio del temporal político, hace más competitiva la soja de ese país que la norteamericana, lo que hundió los precios

La soja cayó 3,2% tras la fuerte devaluación de la moneda brasileña

Las materias primas sufrieron ayer el coletazo de la crisis política de Brasil. Más que nada la fuerte devaluación que experimentó el real brasileño frente al dólar, de más de 8%, la mayor en 14 años, que reactivó las demoradas ventas desde el gigante sudamericano.

En ese contexto, los futuros de la soja cayeron 3,2%, o más de 11 dólares la tonelada, hasta u$s 347,14 la tonelada para los contratos con vencimiento a julio ‘17, los más activos. Así, la oleaginosa marcó mínimos para las últimas cinco semanas de operación: desde el 11 de abril pasado que Chicago no registraba a la soja por debajo del precio de ayer.

"Todo fue por Brasil", comentó un operador al explicar que la devaluación del real generó una reactivación en las ventas del poroto por parte de los productores brasileños, que aprovecharon la abrupta mejora del tipo de cambio para desprenderse de buena parte de su cosecha récord.

Así como en las pasadas tres ruedas los futuros de la oleaginosa en Chicago habían mejorado en medio de una apreciación generalizada del resto de las monedas frente a la divisa norteamericana, lo que hacía más competitivas a las exportaciones sojeras desde EE.UU., ayer pasó lo contrario.

En las últimas semanas, los productores brasileños, que tienen sin comercializar una gran parte de más de 113 millones de toneladas de cosecha récord, venían reteniendo la oleaginosa, a la espera de una mejora en la variable cambiaria.

"A lo largo de este último mes, la firmeza del real generaba muy poco incentivo para que el productor brasileño vendiera, generando escaso interés en los negocios. Este obstáculo a la comercialización de la abundante cosecha del país vecino se elimina en parte, ya que la soja al estar nominada en dólares y debido a que los agricultores brasileños son pagados en la moneda nacional, un real más débil significa que los agricultores ganan más dinero por su cosecha", comentó el informe diario de mercado de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Así, los sojeros brasileños aprovecharon la tormenta, lo que impactó de manera negativa en Chicago. También sufrieron el maíz y el trigo, aunque con bajas muy poco significativas en comparación con la soja.

"Todo fue muy brusco, veremos mañana (por hoy) cómo decanta toda esta situación de origen claramente político y con proyecciones cuya conclusión final todavía es difícil de evaluar. La corrupción hizo bajar a la soja en Chicago", planteó a El Cronista José Frogone, analista de la corredora Cortina Beruatto.

Leve impacto local

Pese a la fuerte caída en Chicago, los negocios en el mercado local lograron sortear la tormenta. La soja disponible sobre Rosario se ofertó a $ 3800 la tonelada, apenas $ 50 por debajo del cierre previo.

Las operaciones venían de dos días de mejoras en dólares, que determinaron negocios por algo más de 900.000 toneladas, con precio fijo o a fijar, entre el martes y miércoles, cuando el mercado venía más que pausado (por lo poco atractivo de los precios ofrecidos)", señaló Frogone.