Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La importancia del trabajo articulado

La importancia del trabajo articulado

La industria de bebidas se caracteriza por la confluencia de actores que configuran una dinámica de relaciones particular. Trabajar articuladamente para abordar la complejidad de los desafíos del sector es una necesidad fundamental.
Temas como el marketing responsable, la provisión de información clara y transparente para el consumidor o la promoción de la Cadena de Valor para generar condiciones justas de producción son centrales en la industria. En el contexto actual se presentan grandes oportunidades de trabajo asociativo para abordar también otras temáticas relevantes como las vinculadas a la salud, la promoción de hábitos saludables e iniciativas de educación al consumidor.
En términos generales, se observa que las estrategias para abordar estos desafíos han sido promovidas por sectores particulares y atendiendo solo cuestiones específicas. Una solución de fondo requiere un abordaje integral. En la Argentina se ha comenzado un proceso articulado en busca de generar mayores espacios de encuentro.
A fines de 2016 los ministerios de Salud y Agroindustria firmaron un acuerdo con la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) para promover una alimentación saludable y equilibrada. Los cuatro principales objetivos de la primera etapa de implementación consisten en: 1) reducir nutrientes críticos en la producción de alimentos como grasas, azúcar y sodio; 2) fomentar la educación del consumidor; 3) mejorar las etiquetas y 4) establecer prácticas de publicidad responsable.
Los compromisos incluyen "promover productos alimenticios reducidos en calorías", "incrementar la oferta de envases individuales" y asegurar "criterios de comunicación y de etiquetado" para "mejorar el acceso a la información del consumidor". Se trata de metas que podemos alcanzar con el involucramiento de todos los sectores y con una visión de largo plazo, que atienda a su vez los desafíos de la coyuntura.
Quienes integramos la industria debemos ser protagonistas del cambio y continuar avanzando en esta dirección. La expectativa respecto del sector de alimentos y bebidas en términos de su relevancia estratégica para el país, nos demanda un compromiso profundo. Nos esforzamos en trabajar con responsabilidad en el desarrollo de las oportunidades de mejoras en nuestro sector.
Por eso compartimos la visión de OPS de "crear alianzas para fomentar la cooperación entre los organismos gubernamentales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado". Es a partir del trabajo conjunto donde podremos generar propuestas de valor que redunden en el beneficio de la sociedad.