Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cuál es el compromiso de la Argentina para luchar contra el cambio climático

El rol de los bonos de carbono como mecanismo para lograr los compromisos de reducción de emisiones. La propuesta local y el papel del sector privado para el desarrollo de este mercado.

Cuál es el compromiso de la Argentina para luchar contra el cambio climático

A raíz del Acuerdo de París, los países decidieron presentar compromisos para reducir o limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero, a los que les dieron el nombre de "Contribución Nacionalmente Determinada" (NDC por sus siglas inglés). El Gobierno de la Argentina presentó el año pasado, en la Cumbre del Clima (COP22) en Marruecos, una revisión de sus compromisos nacionales de reducción de emisiones. Esta revisión contempla una versión superadora de los compromisos presentados un año antes y aumenta el nivel de ambición asumida por la Argentina.
Estos porcentajes superadores en reducción de emisiones buscan alcanzar en tiempo y forma el objetivo de limitar el aumento de la temperatura promedio global a 1.5°C. La comunidad científica estableció que este aumento de temperatura se proyecta como el mejor escenario al que se puede aspirar, aún mejor que la meta de los 2°C acordada en París. Las peores consecuencias se verán si se sigue emitiendo como se está haciendo ahora. En este business as usual la temperatura escalará a los 4°C con un panorama muy desalentador para el país y el mundo.
Para lograr estos compromisos de reducción de emisiones, la NDC revisada de la Argentina incluye 50 nuevas medidas establecidas por el Gabinete Nacional de Cambio Climático, un nuevo organismo de gestión creado para alcanzar los compromisos climáticos de París. El Gabinete se apoya en un trabajo interministerial anclado en la Jefatura de Gabinete y tiene previsto el diseño de un Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climático, que surgirá del trabajo con el sector privado.
Entre las medidas propuestas para alcanzar los compromisos de reducción de emisiones, el tema del financiamiento se vuelve imperativo. Acceder a financiamiento no es un tema sencillo pero empieza a activarse. Por ejemplo, en diciembre pasado se aprobó el primer proyecto del Fondo Verde para el Clima, que involucra un préstamo del BID para la Argentina por U$S 130 millones para impulsar las energías renovables.
Además del financiamiento externo, otra de las formas de movilizar recursos para cumplir con las reducciones de emisiones es activar el mercado de carbono. En los últimos años se ha vuelto importante la consigna de poner un precio a la contaminación de carbono como un medio para reducir las emisiones y llevar la inversión hacia energías más limpias.
Hoy más de 90 países incluyen en sus NDC propuestas de comercio de emisiones, impuestos sobre el carbono y otros mecanismos de fijación del precio.
Todavía no queda claro cuál será el mecanismo de carbono que se establecerá en el marco del Acuerdo de París, luego de que el establecido en Kioto fracasara y perdiera peso. Mientras tanto, la Argentina define su posición al respecto. Decidió incluir un párrafo en la NDC revisada que diera un marco a las posibles transacciones en materia de bonos de carbono. Este párrafo indica que cualquier transacción deberá ser autorizada por el Gobierno Nacional. En una entrevista exclusiva con Socialmente Resposanbles Carlos Gentile, subsecretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, afirmó que "mientras no se sepa qué mecanismo se aplicará en el Acuerdo de París se mantendrá bajo la órbita del Gobierno Nacional cualquier decisión de venta de bonos de carbono. Si el mecanismo decidido resulta premiador del que comercializa, seguramente abriremos el grifo a estos bonos. Esto será parte de la negociación que iremos a protagonizar en Bonn esta semana y a fin de año (NdR: Alemania, COP23)".
La Argentina trabaja en definir cuál será su posición sobre el precio del carbono sumándose a la Asociación para la Preparación de Mercados (PMR, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial. Se espera que siga el camino de los países latinoamericanos que vienen liderando en el establecimiento de un precio a la contaminación. Como el caso de Chile, que fue reconocido como el primer país de la región en poner un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono que entrará en vigor en 2018.
"Con el Acuerdo de París florecen un montón de oportunidades de financiamiento. Nosotros ya estamos ingresando a ocho proyectos de financiación. Queremos tener una posición clara sobre el mercado de carbono, pero arrancamos recién en este proceso. Chile está trabajando en el PMR hace seis años. Estamos seguros que muy pronto tendremos una posición definida al respecto", agregó Gentile.
Mientras tanto, en el mundo corporativo se está avanzando en aplicar voluntariamente un precio al carbono en los planes empresariales. Más de 400 compañías de todo el mundo informaron al Banco Mundial estar haciéndolo. El año pasado, Lise Kingo, directora General del Pacto Mundial de Naciones Unidas, presentó los resultados de la iniciativa "Caring for climate", de la que participaron 70 empresas que establecieron un precio del carbono a U$S 100 la tonelada de CO2. Este precio fue determinado como el mínimo necesario para estimular la innovación, desbloquear las inversiones y cambiar las señales del mercado para transitar a una economía baja en carbono. Participaron copmpañías de América Latina como Cálidda, distribuidora de gas natural del Perú, LAN Airlines de Chile, y seis empresas brasileras, entre ellas la líder en sustentabilidad Natura.
Se espera que las empresas argentinas se sumen a esta tendencia que sus pares latinoamericanas están llevando adelante. Las compañías interesadas en acceder a este nuevo mercado deberán comenzar a trabajar en articulación con el sector público. Las próximas definiciones que delimite el Gobierno de la Argentina serán estratégicas para que el mercado de carbono se pueda desarrollar en nuestro país y sea un impulsor de las medidas para luchar contra el Cambio Climático. Cumplir los compromisos del Acuerdo de París y reducir las emisiones para que la temperatura no aumente más de 1.5°C requieren el trabajo en conjunto entre ambos sectores.
"Quiero resaltar que creo que es muy importante establecer un precio tanto interno como externo para el carbono porque si no se lo contabiliza como un costo se volverá algo que no importa en las finanzas", dijo Kingo y recordó que en este tema es clave más que nunca la articulación público-privada.
La fijación de un precio para el carbono puede desempeñar una función esencial, pues envía una señal a los inversores para que apuesten por una economía baja en carbono; además sanciona a los que contaminan y premia a las compañías eficientes. Resta esperar cuáles serán las definiciones en la Argentina.

cifras para tener en cuenta

- El Grupo Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional figuran entre los mayores emisores de bonos verdes del mundo, con más de U$S 2000 millones emitidos en el ejercicio de 2016.
- Sólo el 12 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero están cubiertas por precios explícitos del carbono.
- El Panel de Alto Nivel Fijación del Precio del Carbono del FMI y Banco Mundial propone que el porcentaje de emisiones mundiales cubiertas por precios explícitos del carbono se duplique hasta alcanzar el 25 % en 2020, y hasta el 50 % en el siguiente decenio.