Lunes  30 de Marzo de 2015

Qué país vendrá después de CFK

Del resultado de las elecciones nacionales de este año dependerá la nueva configuración política, social y económica de la Argentina. Esto no es ninguna novedad. Pero sí resulta apasionante analizar los distintos escenarios. Está claro, primero, que el próximo presidente no podrá gobernar solo, sin acuerdos y sin negociar con legisladores y dirigentes que no pertenezcan a otros partidos políticos. La era del poder político hegemónico y casi absoluto se terminará cuando la Presidenta entregue los atributos a su sucesor, en diciembre de este año. Ni Mauricio Macri ni Daniel Scioli ni Sergio Massa, podrán gobernar a golpe de decretos, con uso y abuso de superpoderes o del instrumento de la emergencia nacional. Lo que sí se sabe es que tanto Macri como Massa vienen preparando, hace tiempo, un paquete de proyectos de ley para ser aprobados durante los primeros tres meses o cien días.

Entre otros, una salida para detener la bola de nieve de los multimillonarios subsidios y una ley de prescindibilidad para diferenciar los cargos técnicos y profesionales de los puestos ‘políticos’ u ocupados por militantes en las segundas y terceras líneas de los ministerios y las secretarías. Macri hace tiempo que siente sobre sus espaldas la responsabilidad de transformarse en el nuevo presidente. Y por eso no quiere que los preacuerdos con los líderes de la Unión Cívica Radical terminen condicionando sus decisiones de gobierno. "Mauricio puede elegir a los mejores de la Coalición Cívica y el radicalismo para integrar un gobierno coherente y eficaz. Lo que no quiere es tener que discutir cada decisión política, como si fuera una asamblea de estudiantes secundarios." Scioli, si al final ganara, tendría, antes de empezar, un problema adicional: la respiración en la nuca de Cristina, los principales referentes de La Cámpora, y de los talibanes ideológicos o de negocios como Carlos Kunkel y Carlos Zannini, por nombrar solo dos apellidos de la decena que conforman el equipo de los puros del modelo. "Eso es una tontería marca cañón. Daniel, con paciencia y con saliva, como dice el refrán, se los termina chupando, o colocando de su lado", me dijo uno de sus principales operadores políticos, que durante las últimas horas sobreactuó su hipercristinismo. El dice que el vicegobernador Gabriel Mariotto ya es un hombre de Scioli. Y que hasta el secretario general de la presidencia Eduardo Wado de Pedro o el ministro de Economía Axel Kicillof se transforman en "dirigentes responsables" como tienen que resolver junto con Scioli o altos funcionarios de la provincia "problemas de gestión".


Lo que todavía no puede resolver Scioli es la verdadera oferta electoral. ¿Quién estará al frente de la campaña, el propio Scioli o la Presidenta, como primera candidata a diputada nacional por la provincia, o un escaño en el Parlasur? ¿Qué cultura política se va a imponer para convencer a los argentinos, la de la prepotencia, el autoritarismo y la pelea permanente contra enemigos reales o imaginarios o la del diálogo, el consenso y la tolerancia que pregona y ejerce Scioli? "La primera tiene un techo del 30% de los votos, y con la segunda podríamos ganar en primera vuelta", vaticinan los optimistas estrategas de campaña del gobernador. Lo que no tiene claro es cómo articular un gobierno cuyo aliado principal, parapetado en un bloque de diputados de entre 50 o 60 incondicionales de Cristina, termine pareciéndose más a la Alianza del presidente Fernando De la Rúa que a un proyecto coherente y de puro sentido común, como el que dice enarbolar Scioli.

Pero dentro del propio macrismo, también parece jugarse una interna ideológica o cultural, como sugieren los que hoy marchan detrás del liderazgo de la candidata a jefa de gobierno Gabriela Michetti. Nadie se atreve a sostenerlo con nombre y apellido, pero cada vez que se les pregunta qué es lo que diferencia a la senadora con el jefe de gabinete Horacio Rodríguez Larreta, cerca de ella argumentan: "La mirada social y sus ideas sobre cómo se debe financiar la política, por ejemplo". Un integrante del equipo de campaña de Michetti deslizó que Gabriela rechazó ayuda política y financiera de dirigentes que dijeron hablar en nombre Massa y también de Scioli. "Eso habla no solo de la lealtad hacia Macri sino de lo que pensamos de la vida y de la política en general", explicó. "Entre Gabriela y Horacio no hay ninguna diferencia real sobre cómo debe financiarse la política. Todos pensamos que debe ser de la manera más transparente posible, igual que se financiaron las últimas campañas donde Gabriela fue la principal candidata o cabeza de lista", explicó una de las autoridades más importantes de la campaña de Rodríguez Larreta, quien no ve ningún invconveniente ético ni político en que Macri apoye públicamente a su jefe de gabinete en detrimento de la senadora nacional. "Ustedes, los periodistas, me hacen reír. Piden políticos más sinceros y honestos y cuando aparece uno que dice lo que piensa, sin importar el costo personal, lo acusan de elegir con el dedo", se quejó.

Más preocupada estaría la inquietante nueva socia de la incipiente coalición, la diputada nacional Elisa Carrió. Ella se declara prescindente de la interna del PRO, pero preferiría mil veces la victoria de Michetti a la de Rodríguez Larreta. Con su habitual ampulosidad, supone que la prevalecencia de una u otro dependerá no solo parte de la cultura política de la Ciudad, sino el futuro de los nuevos negocios entre los gobiernos y los megaempresarios que ya comienzan a acomodarse ante la nueva situación de poder. "El país que viene debería tener más república y menos amigos de negocios. Menos Cristóbal López, Lázaro Báez, Diego Gvirtz y Sergio Spolsky y más empresarios de medios y periodistas críticos, y no oportunistas que se cambian de traje cada dos por tres". Los incondicionales de Carrió siguen soñando con un país donde un día, para ganar una elección, importen más las propuestas y la idoneidad de los candidatos que "la plata que uno tenga para financiar las campañas o los compromisos posteriores con los que ponen el dinero para hacer política". Quizá, para eso, falte todavía demasiado.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000071,750076,7500
DÓLAR BLUE1,5385128,0000132,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,6129-126,7542
EURO-0,808985,580385,6212
REAL-1,739813,383913,3906
BITCOIN-1,418111.600,000011.603,1700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,641029,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D-21,621614,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-20,512815,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000031,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000112,00112,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,96152,102,08
DISC USD NY0,000076,0576,05
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,326051.083,7600
BOVESPA-1,0800104.125,6400
DOW JONES-0,540027.386,9800
S&P 500 INDEX-0,20753.349,1600
NASDAQ-0,220011.108,0710
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,3974322,3342323,6202
TRIGO CHICAGO-1,7955180,8709184,1778
MAIZ CHICAGO-0,8032121,5502122,5345
SOJA ROSARIO0,0000241,0000241,0000
PETROLEO BRENT-1,308544,500045,0900
PETROLEO WTI-1,358841,380041,9500
ORO-1,23812.026,10002.051,5000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology