U$D

MIÉRCOLES 22/05/2019

Una nueva era

El Estado debe posicionarse como un articulador de políticas que faciliten el acceso al financiamiento.

Cómo funciona y a quienes estará dirigido “Mi Casa BA”, la nueva línea de créditos hipotecarios que tiene como socios al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) junto al Banco Ciudad.
La iniciativa -que secunda a Primera Casa BA- tiene como fin bajar la barrera de ingreso que hace años pesa sobre quienes intentan conquistar el sueño de la casa propia. Por ello, los nuevos créditos hipotecarios se otorgarán con una tasa anual del 5% y estarán definidos en canastas de consumo que permiten tanto a ahorristas como a prestamistas mantener el poder adquisitivo y que las cuotas se mantengan en línea con la evolución de los ingresos de los solicitantes a lo largo de todo el periodo del crédito.
Las buenas prácticas internacionales han demostrado que el Estado debe posicionarse como un articulador de políticas que faciliten el acceso al crédito. Es por ello que, en su oportunidad, el lanzamiento de "Primera Casa BA" permitió triplicar la cantidad de soluciones habitacionales otorgadas por el IVC.
Hoy, estamos frente a una revolución en lo que refiere al mercado del crédito hipotecario en la Argentina. "Mi Casa BA" introduce el concepto de "Unidad de Cuenta Estable", que permite expresar un valor determinado que se ajusta a lo largo del tiempo, protegiendo el valor de los créditos y del ahorro. Otro países de la región -como Chile con la creación en la década del ´60 de la UF (unidad de fomento)- han logrado así bajar las barreras de acceso y estabilizar el valor de las cuotas. De hecho, los tomadores de estos créditos pagan una cuota que se mantiene en línea con la evolución de sus ingresos a lo largo de todo el crédito, alcanzando niveles de tasas muy accesibles, incluso en un contexto de alta inflación.
Desde ya remarcamos que la asignación de los nuevos créditos va a continuar con la misma transparencia que ha tenido "Primera Casa BA". Aun así, somos conscientes de que este primer desembolso de $ 200 millones por parte del IVC no es suficiente para atender toda la necesidad de vivienda de la ciudad. Una vez lanzada esta serie buscaremos atraer nuevos fondos que permitan obtener mayor financiamiento y ampliar la línea en cuestión. En este sentido, se prevé ofrecer a inversores privados la posibilidad de participar en un fondo fiduciario que emita a su favor títulos representativos de deuda que generen una tasa de retorno similar a la inflación real.
En fin, recuperar el crédito, aprovechando todo el aporte que el sector privado pueda hacer en un mercado inmobiliario y financiero es y debe ser una política central para solucionar la problemática de la vivienda.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping