Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

“El desafío es pensar en conjunto”

La ejecutiva del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) explicó la importancia de la Inversión Social Privada (ISP).

Creado hace 18 años, el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) es una asociación conformada por 31 miembros que trabajan en la construcción de alianzas sustentables para generar acuerdos y, así, promover la Inversión Social Privada. En una pausa y tras su exposición en el 7mo Foro Desarrollo Sustentabel, Matilde Grobocopatel, vicepresidente de la entidad, accedió a identificar los principales elementos para lograr un mayor impulso empresarial.

z ¿Qué cambió en los últimos años para que hoy las compañías hablen de ISP?
Muchas empresas han comprendiendo que operar en la economía global no supone exclusivamente beneficiarse de aspectos comerciales y oportunidades económicas, sino que sus actividades también generan transformaciones sociales de amplio alcance. Son conscientes de que un impacto positivo en el entorno, redundará en sus propias actividades.

z ¿Cuál es la diferencia entre la ISP y el gasto social estatal?
Para nosotros, la distinción entre Inversión Social Privada y gasto social del Estado es clara, pero a veces no lo son tanto sus implicancias. Una es que el gasto social del Estado, al menos en una democracia, corresponde al mandato de la ciudadanía expresado a través de su voto. El Gobierno de turno tiene la responsabilidad ante la ciudadanía y el gasto social del Estado tiene la urgencia de la responsabilidad política. La Inversión Social Privada, por su parte, es esencialmente voluntaria y de libre decisión de los participantes. Se trata de "dinero paciente", es decir se puede invertir de manera innovadora y a largo plazo y ajena a las presiones políticas, a las coyunturas electorales o a las demandas de grupos de interés.
z ¿Cuáles son los desafíos a futuro en ISP?
Uno que tiene el sector privado, en general, y las organizaciones donantes, en particular, es encontrar espacios de articulación para la acción. La generación de valor junto a (y ya no para) los distintos actores con los que interactúa la empresa (clientes, proveedores, gobiernos) y la incorporación de buenas prácticas a la gestión diaria del negocio es un desafío que el sector privado ha decidido asumir. El desafío aquí es pensar e instrumentar iniciativas concretas y creativas, que conduzcan en una misma dirección las cuestiones económicas, sociales y ambientales, siendo fundamental que los estrategas desarrollen la capacidad de pensar integralmente el largo plazo de manera colectiva.

z ¿Comparten los desafíos con los países de la región?
Si. En términos generales, la región se encuentra ante la necesidad de vincular la agenda internacional para el desarrollo sustentable con las actividades de las empresas privadas y las políticas públicas de los gobiernos nacionales para incidir positivamente y mejorar la calidad de vida en el plano local. La inversión social de las empresas es cada vez más sofisticada y profesional por lo que paulatinamente se va fortaleciendo un sector social directamente relacionado con la empresa privada y sus modelos de gestión. S.C.