U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Nuevas pistas muestran el vínculo de Kirchner con Lázaro Báez

Se abrió una investigación en Santa Cruz por una presunta asociación ilícita y corrupción a través de la obra pública. El rol del ministro Julio de Vido en el escándalo.  Los vuelos a Panamá que marcan la ruta del dinero k.

En las últimas horas salieron a la luz nuevas evidencias sobre el vínculo entre Lázaro Báez y el Gobierno kirchnerista. Por un lado, las sospechas de sobreprecios en la obra pública otorgada a la constructora del empresario k son de larga data en Santa Cruz.

El gobernador Daniel Peralta pidió esta semana que se investigue a sus antecesores a raíz de la denuncia judicial que lo involucra a Báez en una presunta asociación ilícita y corrupción a través de la obra pública, según informa hoy el diario Clarín.

El diario consultó al ex gobernador Sergio Acevedo, quien aseguró que durante su mandato le pidieron “que firmara un anticipo del 30% sobre el costo total de obras para empresas allegadas al Gobierno”, entre ellas Austral Construcciones de Báez.

Pero el funcionario se negó y como consecuencua le costó al gobernación, en marzo de 2006.
Acevedo recomendó revisar sus declaraciones ante la Justicia: “Vayan al Boletín Oficial de la provincia, evalúen los costos iniciales de obra, las auditorías de calidad de obra y los costos finales”.

El manejo de la caja

En el escándalo de obras públicas también aparece el ministro de Planificación Julio De Vido, otro de los hombres fuertes de Néstor. . Una empresaria de Chubut y Santa Cruz, Estela Kank, socia fundadora de la empresa Kank & Costilla –que luego fue adquirida por Lázaro Báez–, denunció ante la Justicia en 2001 el presunto pago de coimas a De Vido. Así lo contó el periodista Luis Majul en su libro "El dueño". Estela Kank dijo a la Justicia que sus socios en la constructora sobornaron al ministro para acceder a las licitaciones en Santa Cruz. Luego, la empresa fue “ahogada” por el gobierno local y, en quiebra, quedó en manos de Lázaro Báez.

Estela Kank dijo que a partir de 2000 detectó en la constructora maniobras con facturas apócrifas, falsificación de sellos y adulteración de remitos, según publicoa hoy el diario Perfil: “En vez de pagar 200 mil pesos de IVA, se abonaban veinte mil. Cada tanto aparecían cheques librados a nombre de personas que no existían, cheques que eran cobrados en los bancos de Santa Cruz y de Tierra del Fuego. Y el cobro de dinero era por falsos servicios, que nunca se hacían”, dijo la mujer. 

Destino: Panamá
El hijo del empresario, Martín Báez, su contador Daniel Pérez Gadín, el "valijero" Leonardo Fariña y el armador de sociedades offshore Fabián Rossi protagonizaron sospechosos vuelos a Panamá y en varias ocasiones estuvieron al mismo tiempo en ese paraíso fiscal.

La información, que surge de los registros migratorios oficiales de tres países y cuya copia obtuvo La Nación, sirve para reforzar las sospechas sobre el capítulo caribeño de los negocios que compartieron, con presuntas derivaciones a otros paraísos fiscales , como Suiza.

Esos registros incluyen múltiples sorpresas. Una es que la mayoría de los vuelos de Fariña al exterior fueron realizados en aviones particulares, incluso para destinos lejanos como Estados Unidos y México.

Otro dato sorpresivo es que Fariña voló por lo menos tres veces en el avión oficial de la provincia de Chaco. Es la misma aeronave que el gobernador Jorge Capitanich también usó -en otro viaje- para enfilar hacia Panamá. En el caso de Fariña, las tres veces que voló en esa máquina lo hizo desde o hacia Uruguay.

Amante de los vuelos privados, Fariña también viajó en un avión de Macair, del grupo Socma, de la familia Macri. Y, también, en otro avión de London Supply. Es decir, la firma que gerencia el aeropuerto de El Calafate y que aportó $ 1.800.000 a The Old Fund -cuyos verdaderos dueños siguen en las sombras- para levantar la quiebra de la ex Ciccone Calcográfica.

Sólo entre febrero de 2009 y diciembre de 2012, Rossi viajó por lo menos 22 veces a Panamá, uno de los paraísos fiscales más reconocidos del Caribe. A tal punto que con la compra de una sociedad offshore, ciertos estudios jurídicos suelen ofrecer un paquete más amplio, que incluye la apertura de una cuenta bancaria y una tarjeta de crédito.

Allí, en Panamá, Rossi aparece en por lo menos dos sociedades que ahora figuran como disueltas: Solutions Group Investment y su casi homónima Solutions Group Marketing. Dos nombres muy parecidos a la firma en la Argentina a la que aparece vinculado: Solutions Group SA, que antes se llamaba Virgilio Rossi SA, es decir, su segundo nombre y apellido.

En Panamá, Báez operó Teegan Inc., una sociedad de Belice, en la que figuraron cuatro panameños como directores hasta que renunciaron, días después de que la madeja comenzó a salir a la luz en Buenos Aires.

A mediados de 2012, sin embargo, se sucederían varios viajes simultáneos. El 22 de junio pasado, Rossi y el contador de Báez, Pérez Gadín, ingresaron en Panamá a través del Aeropuerto Internacional de Tocumén, provenientes de Estados Unidos, según los registros oficiales panameños.

Tanto Rossi como Pérez Gadín -que señala entre sus clientes a Austral Construcciones y Epsur, de Lázaro Báez, y el hotel Alto Calafate, de la familia Kirchner- visitaron las oficinas "B" del piso 15 del edificio Torre de las Américas, donde se radicó la sucursal panameña de la financiera SGI.

La estructura de negocios armada en torno del empresario Lázaro Báez fue el eje de las revelaciones que hicieron por televisión Fariña y el financista Federico Elaskar, quien encabezaba la firma SGI.

En sus intervenciones, los dos coincidieron en señalar que las empresas de Báez realizaban múltiples operaciones con dinero en efectivo, que era traído principalmente desde Santa Cruz y que era remitido a paraísos fiscales a través de Uruguay.

La frecuencia y los destinos de los vuelos documentados en el material al que accedió La Nación tienen correlación con el entramado comercial y financiero montado por Lázaro Báez.