U$D

LUNES 18/02/2019

Lo que hay que saber para armar un sitio web

En estos días, cualquier persona puede hacer un sitio web. Pero un buen sitio web no es sólo un buen diseño, algo lindo de ver, también implica una buena planificación de los contenidos, una correcta programación para la optimización en buscadores y una buena funcionalidad y usabilidad.

Que los buscadores nos encuentren
En Internet, lo importante no es la cantidad de información disponible, sino la manera de encontrar la que más nos sirva. Cuando queremos que los buscadores nos encuentren se habla de indexar, que es la acción que realizan los robots de los buscadores para guardar, en forma ordenada la información que encuentra, en la Web. Estos robots, o bots, como se los conoce más comúnmente, son una especie de programa que rastrea los sitios y a medida que va leyendo los archivos va guardando en la base de datos del buscador lo que se considera relevante. Con la cantidad de información que hay en Internet, un sitio que no esté correctamente indexado, es casi como no estar online porque los usuarios no podrán acceder a él.
De eso se trata SEO (Search Engine Optimization en inglés), que es optimización para motores de búsqueda. Hay muchas variables para que el sitio sea indexado como a nosotros nos gustaría, pero es importante un uso correcto del código para optimizarlo y así lograrlo. Una programación ineficiente hace que los buscadores no logren encontrar el sitio, que es casi como buscar una persona en una ciudad desconocida sin saber su nombre, ni teléfono, ni dirección.

Manual de uso
¿Conoce a alguien que haya leído el manual de su celular para saber cómo utilizarlo? En Internet sucede lo mismo, los usuarios no leen ningún manual de uso para navegar un sitio, es por eso que una interfaz debe ser intuitiva y fácil de usar.
Jacob Nielsen, considerado el padre de la usabilidad, definió usabilidad en su sitio web (www.useit.com) como: “El atributo de calidad que evalúa lo fácil que es utilizar una interfaz web”. En este sitio, Nielsen explica la importancia de la usabilidad, dando como ejemplo que, si un sitio no está orientado al usuario, éste se frustrará y abandona el sitio, generando una comunicación negativa. Si el usuario no puede manejarse en el sitio de manera cómoda, no sólo lo abandona, sino que no vuelve.
En su libro Designing Web Usability: The Practice of Simplicity, Nielsen no sólo fijó pautas sobre usabilidad, sino que también propuso los siguientes consejos para mejorarla en los sitios web: definir el propósito del sitio; ayudar a los usuarios a encontrar lo que buscan; mostrar el contenido del sitio; diseño para mejorar Interacción, no para definirla.

Experiencia de marca
A pesar de lo mucho que fue cambiando el proceso de diseño y desarrollo de sitios web, el éxito de éstos todavía depende sólo de una cosa, los usuarios. Si nuestros desarrollos, cuando interactúan con los usuarios, hacen que el usuario sienta que el sitio le da algo, o le es fácil de usar o le es agradable al navegarlo, entonces determinan factores que van a influir en las decisiones de ellos para convertirse en usuarios habituales o no. Para responder a estos factores, tenemos que enfocarnos en crear una “experiencia de usuario”, antes de iniciar un proyecto web. La experiencia de usuario se define como: “la capacidad de una interfaz de generar sensaciones y emociones positivas durante el proceso de interacción con quien la utiliza”. Esta interfaz podría ser un sitio o aplicación web, o algún programa de nuestra computadora, que por lo general denota algún tipo de interacción hombre-computador. Los que trabajan en experiencia de usuario estudian y evalúan cómo los usuarios se sienten acerca de un sistema, ven que tan fáciles son de usar las cosas, el valor agregado que proporciona el sistema, la utilidad, la eficiencia en la realización de tareas, entre otros. Es decir, miden la usabilidad.
Los diseñadores de experiencia de usuario también miran a los sub-sistemas y procesos dentro de un sistema. Por ejemplo, el proceso de compra de un sitio de venta online, para ver si los usuarios encuentran dicho proceso fácil y eficiente de realizar. Se podría profundizar en el estudio de los componentes del sub-sistema, como qué tan agradable es la experiencia de rellenar los campos de entrada en un formulario web.
También sucede que los usuarios están accediendo cada vez más a sitios web desde diferentes medios: dispositivos móviles, diferentes navegadores, distintos tipos de conexiones a Internet, entre otros. Esto llevó a tomar conciencia de la importancia de la accesibilidad. Es decir, acceso universal a nuestros productos basados en la Web no sólo para aquellos con requerimientos especiales, tales como los lectores de pantalla y los dispositivos de entrada no tradicionales, sino también para aquellos que no tienen buenas conexiones de banda ancha o antiguos dispositivos móviles, entre otros.
La experiencia de usuario y facilidad de uso se han convertido en sinónimos, pero estos dos campos son distintos. La experiencia de usuario aborda la forma en que un usuario se siente cuando se utiliza un sistema, mientras que la usabilidad se refiere a la facilidad de uso y la eficacia de la interfaz. La usabilidad es una parte importante de la experiencia del usuario y desempeña un papel importante en las experiencias que son eficaces y agradables, pero también la ciencia en factores humanos, psicología, arquitectura de información y diseño centrados en el usuario juegan un papel importante.

Comentarios1
Editor80 CMS Varela
Editor80 CMS Varela 21/12/2011 05:32:42

Magnifico artículo, muy importante todo lo relacionado con la usabilidad y que muchos diseñadores no entienden, gracias por compartirlo

Más notas de tu interés