Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Mujeres online: con Internet contra el reloj

Por Adriana Noreña, directora de Google para Hispanoamérica.

Mi día comenzó hoy muy temprano por la mañana y va a terminar tarde. En casi 16 horas voy a ser madre, ejecutiva, esposa, ama de casa, deportista y varias cosas más. Voy a liderar un equipo de más de 120 personas durante varias horas para formar luego parte de otro menos numeroso, pero no menos intenso, en casa con mi marido y mi hija.
Como yo, las mujeres cumplimos cada día varios roles y cada vez con mayor responsabilidad. Si hay algo que no nos sobra, es tiempo. En esta realidad, la tecnología es una aliada cotidiana que nos ayuda a ser más eficientes con un objetivo final: optimizar el tiempo para invertirlo en lo que más nos gusta. No es extraño, entonces, que Internet haya seducido definitivamente a las argentinas.
Un estudio que realizamos en Google entre un amplio grupo de mujeres con edades que van entre los 15 y los 60 años, reveló que en promedio el 68% ya se actualiza en Internet y que ésta ocupa un rol clave en la búsqueda de información, llegando a ser tan influyente como la televisión.
Ahora bien, ¿qué buscamos cuando buscamos?. Como mujeres, somos sensibles a los precios y es, en este sentido que la web se ha convertido en nuestro principal aliado en esa búsqueda. Tanto es así que recurrimos a Internet para buscar precios, incluso antes de ir al punto de venta a comprar algo.
La publicidad tradicional también funciona para nosotras como un estímulo para la búsqueda a través de páginas por Internet. En efecto, más del 55% de las argentinas investiga en la web después de ver un anuncio en otros medios, para comparar precios, encontrar descuentos y comprar a menor costo.
El estudio de Google revela además que en promedio, más del 70% de las argentinas consulta precios y ofertas, y más del 51% busca promociones.
Pero el precio es más que motivo de búsqueda: es además, motivador para comprar también en Internet, fenómeno que empieza a ganar terreno entre las mujeres.
De hecho, nuestro trabajo detalla que en la actualidad dos de cada 10 argentinas compran online por razones de precio y practicidad. El ocio y la educación se ubican en primera fila y entre sus preferencias de compra online están las entradas a espectáculos (35%), los libros (31%), la tecnología (29%) y los viajes (60%).

Mujeres con matices

Pero no todas las mujeres somos iguales ni hacemos lo mismo, por eso las prioridades a la hora de usar Internet son diferentes, así como los motivos que impulsan a buscar.
Si bien para todas las mujeres argentinas Internet es una de sus principales fuentes de información, son las Estudiantes quienes le dan un uso más intenso y diario.
Ya sea para escuchar música, conocer las últimas tendencias en moda, buscar novedades en cine o como fuente de consulta para información de estudio, ellas están online todos los días.
Las profesionales también eligen a Internet como el principal medio para mantenerse informadas: 6 de cada 10 lo hacen al menos semanalmente. Sus temas de mayor interés son la cultura, la música, los viajes, la educación y la salud & belleza.
Distinto es el caso de las mujeres de familia, quienes ubican a Internet en un segundo lugar y le dan un uso menos asiduo, a causa del desconocimiento en la forma de usar una computadora u otro aparato con conectividad.
Principalmente recurren a la web para consultar información referida a educación, música, comida, viajes y cultura; y el motivo de entrada es buscar más información sobre algún producto, marca o servicio que obtuvieron de primera mano a través de otro medio.
Sean cuales sean sus preferencias entonces, las mujeres argentinas encontraron en la web su mejor aliado para que el tiempo esté de su lado. Y este fenómeno tiene su correlato en el mundo de los negocios.
Las marcas tiene ahora una gran tarea por delante: la de entender las necesidades de las mujeres y su vida cotidiana, y llegar a ellas con información relevante, ayudándolas a optimizar su tiempo y ganando en el momento previo al punto de venta, que es el momento de la investigación y decisión de compra. Éste es un espacio vacante a capitalizar, sobre todo por el mundo online.