U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Generación móvil

Las computadoras portátiles, desde smartphones hasta tablets, de la mano de la banda ancha móvil, cambian una vez más las reglas de juego en el mundo de la tecnología.

En su edición de septiembre, la revista Information Technology presenta un detallado informe sobre cómo la nueva generación de computadoras ultraportátiles, con los smartphones y tablets a la delantera, está redefiniendo la computación de la mano de la miniaturización, baja de costos y masificación de diversas tecnologías que hoy caben en un pequeño y delgado dispositivo.
La era post PC fue definida por Steve Jobs en una de sus últimas presentaciones como CEO de Apple. La idea detrás: el cada vez mayor poder de cómputo de los dispositivos móviles sumado al esquema de cloud computing hacen del tradicional formato de computadora personal casi una reliquia. No se trata de la muerte de la PC, sino más bien de su reproducción en todo tipo de formatos, desde un GPS hasta un televisor.
Information Technology aborda el fenómeno de la movilidad a partir de su impacto en diversos mundos de la IT. Desde cómo crece el mercado de los móviles en la Argentina hasta el fenómeno de las tablets y su rol de reemplazo -o no- a otros dispositivos como las smartphones, netbooks y notebooks. Cómo encaran las empresas los proyectos de movilidad en distintas áreas, desde ventas hasta la alta gerencia. Y de qué manera los desarrolladores locales de software aprovechan la revolución móvil para crear nuevas soluciones para el mercado local e internacional y cuáles son sus estrategias frente la competencia entre las diversas plataformas.
Con esta transformación, las computadoras de mano se convierten progresivamente en poderosas herramientas de análisis de información, billeteras, dispositivos de socialización, aparatos de traducción instantánea y mucho más. “En líneas generales, lo que se ve es un gran movimiento desde los teléfonos básicos hacia terminales más sofisticados. Hay un cambio cualitativo, que va de la mano de una concepción distinta de lo que es el entretenimiento. Hasta hace dos años el boom eran los teléfonos con reproductor de música. Hoy, en cambio, el entretenimiento está en la socialización, sean SMS, redes sociales o e-mails”, explica Enrique Carrier, director de Carrier y Asociados. “Mientras que con la venta de equipos con reproductor de música no se generaban ingresos relevantes, la socialización y la mensajería, favorecidas por la incorporación de teclados completo, generan consumo de datos”, señala Pablo Tedesco, director de TBI Unit

El mercado
Según IDC, el año pasado se vendieron 18 millones de tablets. El mercado fue liderado por Apple, con el 83%. La Galaxy Tab, de Samsung, fue su principal competencia, de la mano del sistema operativo Android, de Google, que recientemente se hizo con la unidad de móviles de Motorola, en un mercado que no deja de dar noticias sorpresivas cada nuevo mes. Con el ingreso de nuevos productos y el crecimiento de la plataforma Android, en el primer trimestre de este año, el dominio de iPad se redujo notablemente.
En el caso de los smartphones -entendidos como aquellos que poseen un sistema operativo y permiten correr aplicaciones-, el dominio del mercado está mucho más repartido, pero Apple y Samsung son también los que lideran, seguidos por Nokia, el proveedor que hasta el año pasado lideraba cómodamente este segmento, según IDC. En la Argentina, sin embargo, las tendencias mundiales se ven distorsionadas por restricciones a la importación (que, por ejemplo, traban el ingreso de dispositivos de Apple) y de proveedores que supieron conquistar al mercado local, como Research in Motion (RIM) con su producto BlackBerry. En cuanto al sector corporativo, un estudio de Prince & Cooke señala que el 44% de las grandes empresas recibieron propuestas para incorporar soluciones móviles en los últimos 12 meses, que se incrementa a 48,8% y en las que poseen más de 1.000 empleados.
Oliver Aguilar Flores, analista de IDC para América latina especializado en dispositivos móviles, apunta que la Argentina se ubica detrás de Brasil y México en la adopción de smartphones en la región. “El año pasado se vendieron 160 millones de celulares en América latina, de los cuales el 12% fueron smartphones. Para este año, estamos esperando ventas por 187 millones y que los smartphones impliquen el 18% de las ventas”, asegura.

Las tablets
En el mercado de tablets, la gran pregunta es si reemplazarán a un segmento en particular de dispositivos o si se sumarán como uno adicional. Se trata de un mercado en el que muchos jugadores han apostado fuerte, como Apple, Samsung,Motorola, Cisco y RIM, a los que recientemente se sumó Sony.
Las gerencias de Sistemas de a poco empiezan a dar pasos hacia su adopción. El principal escollo, se puede prever, pasa por la relación costo-productividad. ¿Qué tan necesaria resulta una tablet si se puede hacer lo mismo con un smartphone o con una notebook?, se preguntan los CIOs antes de presentar un proyecto o tomar alguna decisión. “Es fundamental identificar claramente, al momento de definir los componentes a utilizar, qué función van a cumplir”, advierte Julián González, director de Sistemas de Gefco Argentina.
La visión puede cambiar según la especialidad de cada firma o el uso de los equipos. Para presentar o promocionar un determinado producto, una tablet puede cumplir y con mejores prestaciones frente a una notebook o un smartphone.
“Tenemos un proyecto para usar las tablets en el área promocional. A nivel mundial ya funciona, donde la fuerza de ventas encuentran cierta ventaja en el uso y, en este sentido, reemplazan a los smartphones. Obviamente, no es así en la parte de telefonía”, detalla Pedro Fehlauer, CIO de Novartis Argentina & Chile, que en una primera etapa dispondrán de 60 dispositivos.
“Si tuviera que decir a qué equipo vienen a reemplazar, me inclino más por la notebook que por el smartphone. Por lo menos para nosotros, que las usamos para presentaciones”, sostiene Gustavo Del Vecchio, gerente de Sistemas de Hotel Emperador Buenos Aires.

Oportunidad de negocio
El espectro de los desarrolladores locales de aplicaciones móviles corporativas es tan amplio que abarca desde compañías que veinte años atrás incursionaron con las terminales industriales Psion (años más tarde incorporaron las PDAs de HP y Palm, y hoy soportan equipos Android, BlackBerry y Windows) hasta jugadores de menor tamaño que, favorecidos por la generalización del uso de smartphones y la creciente adopción de tabletas desarrollan aplicaciones destinadas principalmente a los clientes finales.
Si bien las demandas principales de los clientes corporativos siguen centradas en automatizar y en brindar información de gestión al personal que se desempeña fuera de la empresa (como fuerza de venta, alta gerencia, visitadores médicos, técnicos de mantenimiento o personal de logística), la irrupción de los smartphones con mayores capacidades y menores precios, así como la conectividad más eficiente, desde el año pasado aceleró la oferta de aplicaciones y modelos de negocio fuertemente orientadas al marketing y la interacción con los consumidores.
Con foco en la plataforma de Apple, dos años atrás se puso en marcha la empresa Mobile-Tonic. “Este año, las empresas locales están mostrando más interés en los desarrollos móviles”, señala Eduardo Orteu, socio de la empresa que espera cerrar 2011 con una facturación de u$s 500.000. Mientras en 2010 el 80% de los proyectos se destinaban al exterior, este año el negocio local representará el 35%.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés