Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El teatro: un recurso diferente

Los conflictos, a escena
Jorge Garrido, gerente de una sucursal bancaria, tiene una noche de insomnio porque al día siguiente deberá enfrentar una entrevista de evaluación de desempeño con Mirta, una empleada conflictiva que está dispuesta a jugarse a “todo o nada” para lograr un ascenso y mejorar su sueldo.
Paradójicamente, la situación de evaluar resulta tan angustiante para el evaluador como para la evaluada. ¿Cómo ser amable y firme a la vez? ¿Cómo señalar los errores sin provocar rispidez?, se pregunta Garrido. Por su parte, Marta, se intriga: ¿Cómo demostrar con contundencia los logros obtenidos durante el año, en una de las pocas oportunidades en que el superior está dispuesto a escuchar? ¿Y si sus compañeros le fueron con chismes en contra de ella otra vez, perderá su oportunidad de ascender y ganar más en manos de otro empleado con mejor llegada a las instancias superiores?
La escena transcurre en un banco, ciertamente, pero no en la oficina del gerente y a puertas cerradas, sino en el salón auditorio, con dos actores sobre el escenario y ante un auditorio compuesto por gerentes y mandos medios de todas las sucursales de la entidad. La representación parodia al extremo una situación habitual. Con más o menos manuales, cursos y talleres de management en su haber, la mayoría de los líderes de grupo considera a la situación de evaluar un empleado cara a cara como un momento estresante.
“Todo proceso de evaluación del desempeño tiene una instancia en la que evaluadores y evaluados se enfrentan cara a cara y aquí las cuestiones emocionales están a la orden del día”, señala Teresa Benedetti, titular de Náutica Coaching, consultora que utiliza recursos teatrales para realizar capacitaciones gerenciales de alto impacto. “El teatro es un excelente recurso para reflexionar y poder ver el proceso de evaluación del desempeño desde el lugar del otro. Por eso, diseñamos un entrenamiento específico para los mandos medios de las compañías, que consiste en llevar a escena una situación de evaluación de desempeño y luego reflexionar en grupo a partir de lo que se vió en la obra”, dice Benedetti, quien ya presentó la modalidad en diversas empresas como bancos, compañías financieras y de consumo masivo.
La pieza teatral, cuyo guión se escribe a medida, según las nececidades de cada empresa y su problemática específica, utiliza el humor y la parodia para mostrar aciertos y errores en este tipo de entrevistas, además de dar pie a que los ejecutivos-espectadores compartan experiencias y sugerencias con sus pares. “Al tratarse de una actividad novedosa y que moviliza emociones, su impacto es mucho mayor que las capacitaciones convencionales en un aula”, asegura Benedetti.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar