Las impresoras, las grandes aliadas del teletrabajo

El teletrabajo se impone en la sociedad y se hace cada vez más necesario montar una pequeña oficina en casa. Además del ordenador de sobremesa o portátil, lo que sin duda no puede faltas es una impresora para llevar a cabo las tareas diarias

La tecnología, cada día más avanzada, ha propiciado que el teletrabajo se haya ido asentando poco a poco en la sociedad. A tenor de los últimos acontecimientos vividos con la pandemia del coronavirus, las empresas se han dado cuenta de que se hace aún más necesario adaptarse a esta modalidad. Por otro lado, los empresarios y trabajadores son más conscientes de las ventajas y el ahorro económico que representa para ambos el trabajo online.

Las ventajas del teletrabajo hacen que haya llegado para quedarse

El teletrabajo no solo representa el futuro para los puestos que no requieren presencialidad, sino una vía para seguir produciendo incluso en las situaciones más adversas, como las vividas durante el confinamiento.

Los trabajadores también se ven beneficiados, por un lado, porque realmente permite la conciliación laboral y familiar, a lo que se le une el ahorro económico del gasto de combustible diario en los traslados a la empresa o los desayunos y almuerzos fuera de casa. Y, por otro, porque no pierden su empleo en situaciones excepcionales, como durante los dos meses que ha permanecido la población española confinada.

Sean cuales sean los motivos, los ciudadanos que montan la oficina en casa se ven obligados a tener una impresora. Hacer una buena elección al respecto representa un gran ahorro, teniendo en cuenta no solo el precio del aparato, sino, sobre todo, el de los consumibles con los que funciona. Comprar una de las mejores impresora laser monocromo pueden ser una buena opción para el teletrabajo cuando se imprime mucho, por ejemplo.

Las impresoras monocromo son las mejores para el teletrabajo

Para aquellos que se formulan la pregunta: ¿Que son las impresoras monocromáticas?, basta decir que, como su propio nombre indica, se trata de una impresora que solo puede imprimir en negro. Esta es la única limitación que presenta, siendo la mejor opción para el teletrabajo, pues habitualmente solo hay que imprimir documentos en este color. Aparte de este detalle, todo lo que ofrecen estas impresoras son ventajas, tal y como se va a ver a continuación.

Ventajas de las impresoras monocromo

Una de las principales ventajas que presentan, a priori, es un menor desembolso para el bolsillo. Las impresoras monocromo, con carácter general, tienen un precio de venta más asequible si se compara con modelos de similares características que trabajan a color. Representa, por tanto, una inversión menor para aquellos que tienen que invertir en una ofician para llevar a cabo su trabajo a distancia.

Siguiendo con el plano económico, también suponen un ahorro a largo plazo, pues los cartuchos o tóner que necesitan son de un único color y, por tanto, más económicos. Este es aspecto es muy importante, pues no son pocos los consumidores que adquieren una impresora tan solo prestándole atención al precio inicial del propio aparato. La sorpresa para ellos llega cuando tienen que sustituir los cartuchos o el tóner, un gasto constante, y ven su elevado precio.

Otra de las ventajas que no se pueden pasar por alto están relacionados con los grandes volúmenes de trabajo de impresión. Estas son las impresoras que ofrecen el más alto rendimiento, con una velocidad de impresión del doble de los modelos similares a color. Y todo sin renunciar a ninguna función avanzada, pues hay soluciones monocromo multifunción con WiFi, NFC y seguridad integrada, ofreciendo una excelente calidad y a un precio muy bajo por página impresa.

Como ya se acaba de comentar, las impresoras monocromo consiguen que el coste por copia sea muchísimo más barato, llegando a tener un coste por debajo de la mitad. Además, teniendo en cuenta que en el mercado existen versiones de cartuchos y tóner compatibles para imprimir, el precio aún se reduce mucho más si los usuarios se deciden a usarlos en lugar de los originales. En este sentido, cabe señalar que existe un alto nivel de calidad en estos consumibles compatibles.  

Por último, cabe destacar que la fiabilidad de las impresoras monocromáticas también resulta ser mayor, ya que están dotadas de menos partes móviles al contar con un solo tóner o cartucho. Por este motivo, su durabilidad ofreciendo un buen uso también se ve incrementada.

¿Cuándo es aconsejable optar por una impresora monocromo?

Las impresoras monocromo no solo son las más recomendables para el teletrabajo, sino que se convierten en la mejor opción para aquellas empresas, o incluso a nivel doméstico, donde se den las dos premisas siguientes.

En primer lugar, debe tratarse de entornos en los que no se utilice el color, como pueden la mayoría de oficinas, despachos de abogados, asesorías, comercios…

En segundo lugar, también son una buena solución para aquellos entornos en las que, a pesar de necesitar también la impresión a color, el volumen es tan alto que se necesita contar con varias máquinas destinadas a este fin. Ante este tipo de necesidades, una buena solución es contar con una impresora monocromo para los trabajos que se realicen en negro y recurrir solo a la máquina de color cuando sea necesario.

Tags relacionados

Más de Contenido Patrocinado

Compartí tus comentarios