La increíble historia del ex taxista que gestionó traslados a Messi y presidentes de todo el mundo, además del G-20

La hazaña de Salvador Pedro Boniface: Hace 50 años arrancó con un Fairlane y se convirtió en el líder de su rubro.

En octubre de 1970 a Salvador Pedro Boniface se le fundió el Falcon que usaba como taxi y como reemplazo le dieron un Ford Fairlane negro, tope de gama. Ahí fue cuando decidió dejar atrás el taxi para volcarse de lleno a trabajar con las cocherías.

“Me iba a todos los días a Chacarita y le entregaba una tarjetita a cada Fairlane que entraba. Las cocherías querían filas de autos todos iguales y me anotaba los datos de cada uno con la idea de formar un equipo de trabajo , comenta Boniface.

Su obsesión por el trabajo protocolar, con vehículos idénticos, choferes con el mismo traje y corbata, impecable pelo corto y guantes blancos forjaron una coreografía inédita donde todos se preguntaban quiénes eran. Boniface agrega: “quería que las cocherías tuvieran un único teléfono donde encontrarnos .

Las casas de sepelios ya se pasaban entre ellas el teléfono de “Organización Universal y el boca a boca los dotó de un status al que pocos llegan. Así fue como los contrataron para su primer gran evento: el Gran premio Internacional Dardo Rocha, el encuentro hípico más importante de La Plata, dónde trasladaron a todas las delegaciones de Latinoamérica.

Salvador Pedro Boniface

Hoy puede parecer simple, pero presentar hace 50 años una flota de vehículos iguales y conductores con una presencia impecable no era para nada sencillo. "Mi papá fue pionero y llevó el standard de servicio a un grado superior. La empresa mantiene valores intactos de aquella época, como la vocación de servicio y la puntualidad comenta Mariano Boniface, hijo de Pedro y director de la Empresa.

Hitos que marcaron el rumbo

“En los años ochenta un importante diplomático de Japón presenció en la calle la ceremonia que realizábamos en un sepelio y se interesó por nosotros. Así, la Embajada del Japón fue nuestro primer cliente del ámbito diplomático comenta Estela Beatriz Jonneret, Gerente General de Remises Universal y esposa de Pedro Boniface.

En esos años, el Sheraton se convirtió en una gran vidriera durante una semana entera y surgieron los primeros clientes corporativos como IBM, Reuters y Associated Press.

Estela Jonneret

 

La incursión del PAMI en los servicios de sepelios tal como se conocían, a fines de la década del ochenta, pasó de ser un golpe duro a abrir una nueva oportunidad de negocios que hizo que Remises Universal volcara su actividad al turismo.

“Fue un boom porque los clientes no estaban acostumbrados a nuestro protocolo y que atendiéramos las 24hs, los 365 días del año , agrega Boniface padre.

En los noventa la empresa familiar abrió su primera oficina en el barrio de Once sumando el primer Mercedes Benz 0Km, momento en el que se incorporó como cliente la Embajada de Estados Unidos.

El atentado a las Torres Gemelas en 2001 hizo que empresas como Chevron, Exxon Mobil y Shell, entre otras, exigieran medidas extremas de seguridad para ese momento, por lo que crearon un Departamento de Seguridad con un ingeniero experto a cargo del área. Con la certificación internacional en OHSAS 18001 (única en el país) y la incorporación de una flota de autos de alta gama Mercedes Benz blindados les permitió satisfacer esa demanda extranjera y dar un salto de calidad.

Coinciden los Boniface en que en estos 50 años de historia el evento más exigente fue la cumbre del G-20 de 2018 en Buenos Aires, donde aportaron más de 700 vehículos con conductores bilingües y más de 30 coordinadores con dedicación exclusiva al evento.

"De las 20 delegaciones 14 confiaron en nosotros y en particular para el heredero al trono de Arabia Saudita tuve que viajar 2 veces a San Pablo a traer 15 Mercedes Benz S 500 dado que acá había sólo 2. Todo el evento tuvo una logística impresionante que nos exigió al máximo", agrega Mariano Boniface.

En las últimas décadas, Remises Universal se ocupó de la logística en cada asunción presidencial junto al traslado de las delegaciones extranjeras con buses, minibuses ó blindados. Lionel Messi (dedicados a toda la logística y traslados de los invitados a su casamiento en Rosario), Barack Obama, los Reyes de España o el emir de Qatar, entre otros, forman parte de los clientes premium a los cuales brindan servicios en el país.

“Hoy tenemos la pata diplomática, la pata corporativa y la pata del turismo. Además, entre los hoteles 5 estrellas con los que trabajamos, como el Palacio Duhau - Park Hyatt de Buenos Aires en el que ya llevamos 8 años de exclusividad para el traslado de sus huéspedes y un staff propio para el hotel agrega Boniface hijo.

Conductores de Universal junto a la flota alta gama de Mercedes Benz.

 

La pandemia hizo que de un día para el otro se reduzca la actividad un 90%. La confianza de sus clientes corporativos que necesitaban trasladar empleados les permitió seguir remando y debieron adaptar toda la flota con un divisor aislante que separa al conductor del pasajero, trabajar en protocolos y proveer los vehículos con guantes y alcohol en gel de cortesía.

“A pesar de la crisis pudimos mantener todo el personal, donde 400 familias directa e indirectamente dependen de nosotros" comenta Mariano Boniface.

Innovando de cara al futuro

Recientemente crearon una aplicación donde se pueden hacer reservas y seguimientos desde cualquier parte del mundo y desarrollaron la Universal Trainning School (una escuela de entrenamiento propia para conductores que incluye, además de idioma, cursos de atención al cliente VIP y protocolo y ceremonial) donde el primer grupo ya se graduó.

Lanzaron Economy Class, un nuevo producto de costos más accesibles en vehículos más chicos que mantienen las bondades de la empresa. Asimismo, están próximos a innovar en una nueva unidad de negocios: Universal Luxury Tourism, que ofrece una experiencia de turismo innovadora y exótica: desde pasar un día de estancia hasta un exclusivo servicio de valet parking y alquiler de vehículos sin chofer ó bicicletas.

Los servicios están garantizados en todo el país mediante partners en ciudades como Iguazú, Bariloche, Mar del Plata, Salta, Córdoba y Rosario. A punto de inaugurar su primera sucursal en el corredor de Zona Norte del GBA, planean expandirse dentro del país y a nivel regional.

“El trato con nuestros conductores es distinto. Hacemos que se sientan protagonistas y cuando ellos trasladan a los pasajeros, son los dueños de la empresa agrega Mariano.

Estela Jonneret y Mariano Boniface junto a parte del staff de conductores.

 

Remises Universal es líder en su rubro, con más de 320 vehículos, un staff con más de 70 empleados y un piso de 500 m2 de oficinas en el microcentro porteño. Además de ser la única empresa que se presenta al cliente con una tablet al recibirlos en los aeropuertos, poseen una flota de vehículos híbridos Ford Mondeo.

“Lo que más nos destaca es la calidad humana de todos los que trabajan con nosotros. Un coche lo tiene cualquiera, pero el preocuparse por el otro y la vocación de servicio son valores que Universal inculca a sus conductores comenta Estela.

Pedro concluye diciendo que “lo que más me enorgullece no es a lo que hemos llegado, sino la forma de cómo lo hemos conseguido: con mucha conducta y con mucho esfuerzo".

Tags relacionados

Más de Contenido Patrocinado

Compartí tus comentarios